¿Cuál es el libro más antiguo de la Biblioteca Nacional de México?

Entre el gran acervo de este recinto que forma parte de la UNAM, se resguardan joyas del siglo XV

191
¿Cuál es el libro más antiguo de la Biblioteca Nacional de México?
Foto: Bohdan Chreptak/Pixabay

Si alguna vez te hiciste esta pregunta, pues ahora te contamos cuál es el libro más antiguo de la Biblioteca Nacional de México. Entre las curiosidades que nos encontramos, es que este recinto cuenta con piezas que datan del siglo XV y, aunque parezca asombroso, se encuentran en mejor estado de conservación que los más actuales.

Como parte de su acervo se resguardan los llamados “incunables”, nombre que reciben 173 obras, gracias a que provienen de la primera imprenta que data de entre 1469 y 1500. También posee tomos del periodo que va de 1554 hasta 1821, desafortunadamente no se sabe cuántos ejemplares se imprimieron durante el periodo novohispano -siglo XVI-.

De lo que sí se tiene registro, es que la biblioteca posee 23 ejemplares de aquel periodo, como la obra Dialectica resolutio cum textu Aristotelis, de Fray Alonso de la Veracruz. Su impresión corrió a cargo de los talleres Juan Pablos, en 1554, y se trata de los primeros textos universitarios publicados en el país, para la Real Universidad.

Te puede interesar: Las bibliotecas más bonitas de la CDMX

El libro más antiguo: ¿cómo se logra conservar?

Como advertimos al principio de este recorrido para descubrir el libro más antiguo de este templo, los tomos están mejor conservados que los del siglo XXI, ¿la razón? Bueno, pues se debe a los materiales que se utilizaban para su manufactura

Te puede interesar: Klementinum, la biblioteca más hermosa del mundo

Los cronistas cuentan que los pesados moldes de letras que llamaban  “tipos”, los cuales llevaban la tinta, debían caer sobre material resistente, así que más que papel, sus hojas eran una especie de tela. Claro, su resguardo también influye para mostrar el estado actual en el que se encuentran. 

Pero, ¿cómo llegó el libro más antiguo a este palacio? Pues te contamos la historia que se remonta a 1867, cuando el presidente de México, Benito Juárez, decretó que el ex templo de San Agustín sería la sede de la Biblioteca Nacional de México, para refugiar materiales novohispanos y decimonónicas. Fue hasta 1929 que el lugar se integró a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Historias en video



En Vivo