Camotes: todo lo que debes saber de este dulce típico

Camotes, una delicia que debes probar especialmente cuando visites el estado de Puebla.

388
Camotes: todo lo que debes saber de este dulce típico
Foto: Lucy.Brown/Shutterstock

Los camotes son unos dulces típicos que se comercializa principalmente en el estado de Puebla donde podrás encontrarlos de diferentes sabores y colores, unos de los más conocidos son los camotes poblanos o de Santa Clara, mismos que deleitan el paladar de los viajeros que visitan la Angelópolis.

En la capital del estado de Puebla se pueden encontrar diferentes locales o puestos donde se venden los camotes de Santa Clara, cuya característica principal es su empaque de cartón, mismo que contiene entre 10 o 12 piezas de camotes de diferentes frutas como piña, guayaba, coco, fresa o limón.

Te podría interesar: Charamuscas, ¿de qué están hechos estos dulces típicos?

¿Qué son los camotes?

De acuerdo con Laroussecocina, los camotes también son conocidos como batata o boniato y es un tubérculo comestible de la familia de las convolvuláceas, y son originarios de América del Sur. Éstos son de diversas formas y colores, la pulpa y la piel pueden ser de color amarillo-anaranjado, rosa o violeta.

Propiedades

Tienen sabor a castaña, sus propiedades son bastante energéticas, son ricos en cloro, hierro, potasio, niacina y en vitaminas C y B. Mientras que las variedades de pulpa anaranjada son ricas de provitamina A.

Historia

Su origen exacto es desconocido; sin embargo, se dice que este dulce típico fue creado por monjas de un convento de Puebla (Santa Clara), ya que su precio era económico y se podía emplear de diferentes formas, por lo que era fácil de incluir en diferentes platillos.

¿De qué está hecho y cómo se prepara?

Laroussecocina menciona que la pulpa del camote se cocinas con almíbar hasta que espese, también se le puede añadir un poco de piña para que su sabor sea más dulce.

Te podría interesar: Postres y dulces típicos de Puebla

Una vez que la masa se enfría, se moldea con las manos, posteriormente se deja orear y asolear durante al menos un día. Luego se baña con almíbar, la cual crea una especie de costra de color blanca.

Para darles sabor a los camotes tradicionales de Puebla, se le puede agregar jugo de fruta, ya sea de piña, fresa, coco, limón o guayaba. Posteriormente se le pone colorante y sabor artificial y se envuelven en papel encerado para colocarlos en la tradicional caja de cartón.

Historias en video



En Vivo