Degusta la historia del chocolate, mientras saboreas su leyenda

Fue hasta 1870 que Daniel Peters le dio forma de barra, para consumirse como golosina en todo el mundo.

1076
Historia del chocolate en México
Foto: JC Gonram/Shutterstock.com

Sí, esta delicia nació en México desde la época prehispánica, donde se forjó la historia del chocolate y surgió una hermosa leyenda, que los ancestros compartían sobre el Dios Quetzalcóatl, quien confió el grano del cacao a los toltecas, para que al pueblo no le faltara alimento, pero también, para que se beneficiara con sus propiedades.

Así que todo aquel que consumía este producto, recibía bendiciones como la sabiduría, habilidad artesanales y artísticas, porque para la deidad era importante moldear con todos los dones, a su máxima creación: el ser humano. 

Los abuelos decían que Quetzalcóatl robó el árbol del cacao del paraíso donde vivían el resto de los dioses y lo plantó en Tula. Inmediatamente le pidió a Tláloc que enviara lluvia a la tierra, para que la planta se desarrollara. Pero pidió un favor más, en esta ocasión a la Xochiquetzal, la Diosa del amor y la belleza, quien dotó sus ramas con flores hermosas. Con el tiempo, además de florecer, dio frutos de cacao.

Así versa la leyenda sobre su origen en México, mientras que la historia del chocolate nos pone como antecedente el uso que le daban al cacao en Mesoamérica, un fruto que se usaba sólo por aquellos que poseían un nombramiento importante, o poseían riqueza, por lo que su almacenamiento o consumo, era exclusivo de guerreros, sacerdotes o tlatoanis. 

Te puede interesar: Chocolatería La Cubana, un entrañable sabor de Santa María la Ribera

Continúa con la historia del chocolate

De acuerdo con las crónicas que hablan sobre la historia del chocolate, el cacao se mezclaba con semillas de zapote y maíz, para obtener pequeñas pastillas, que se consumían con agua caliente. Pero también se preparaba con miel o flores, pimienta gorda, achiote, acuyo o hierba santa y pinole.

Los arqueólogos aseguran que al ser símbolo de riqueza, el recipiente donde se servía, estaba adornado con oro, plata o maderas preciosas. Sin embargo, no era el único uso que tenía, pues se servía como moneda en la ciudad de Tenochtitlán. Se cuenta que Moctezuma llegó a contabilizar acumular 100 millones de semillas de cacao, equivalente a una gran fortuna. 

Te puede interesar: Ruta del Cacao en México, un road trip con sabor a chocolate

Aunque la historia del chocolate asegura que el origen de plata conocida como cacaotero, está en Tabasco, Campeche y Chiapas, prácticamente en todas las zonas donde se desarrolló la cultura maya. Los especialistas comparten que la presencia de este fruto en México, quedó documentada en las estelas de piedra y en códices mayas que sobrevivieron a la conquista.

De acuerdo con la historia del chocolate, los olmecas de La Venta en Tabasco, fueron los primeros humanos en saborear esta bebida, que se preparaba con el cacao molido, el cual se mezclaba con agua, más especias. Así que fueron los primeros en cultivar esta planta. 

Para los españoles fue todo un descubrimiento, que rápidamente adoptaron a su dieta, al agregarle leche, azúcar, canela y otras especias. Además lo llevaron a España y otros países de Europa, para después extenderse al resto de los continentes. Fue hasta 1870, que Daniel Peters le dio forma de barra, para consumirse como golosina en todo el mundo.

Historias en video



En Vivo