Abren nuevo museo subterráneo en la CDMX; tiene viejos vestigios

El Templo Ehécatl- Quetzalcóatl es el nuevo museo subterráneo que se encuentra en la CDMX

101
Templo de Ehécatl
Foto: INAH

Hace 20 años el Proyecto Tlatelolco comenzó la instrumentación del programa de Protección Técnico Legal, lo que ha permitido registrar más de 35 edificaciones prehispánicas tlatelolcas bajo el asfalto de la contemporánea Ciudad de México. Una de ellas, el Templo de Ehécatl-Quetzalcóatl, deidad mexica del viento, que fue descubierto en 2014, abre ahora como una ventana arqueológica que permite asomarse al pasado.

El Templo de Ehécatl-Quetzalcóatl, una plataforma circular de 12 m de diámetro con una plataforma de acceso de 4 m hacia el frente, aumenta la visión de conjunto de lo que fue el recinto ceremonial de Tlatelolco, la que ha venido integrándose a partir de distintos salvamentos arqueológicos, dijo Diego Prieto Hernández, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en la apertura de este nuevo espacio.

Te puede interesar: ¿Cuáles son los significados de El Paraguas? La fuente del Museo Nacional de Antropología

¿Cómo visitar el museo Templo de Ehécatl-Quetzalcóatl?

Gracias a la participación de una treintena de arqueólogos repartidos en tres equipos de trabajo que posibilitó su excavación, liberación y consolidación, esta ventana arqueológica de 361 m² ya puede visitarse en el subterráneo del centro comercial Plaza Tlatelolco, sobre la Avenida Ricardo Flores Magón. Para el acceso se requiere cita previa llamando a los teléfonos: 5583 6295, 5782 2240 y 7290, o al correo electrónico: [email protected]

El antropólogo Diego Prieto señaló que a las edificaciones que conforman la Zona Arqueológica de Tlatelolco han venido sumándose ventanas arqueológicas, como la Caja de Agua del Colegio de la Santa Cruz de Santiago Tlatelolco, que conserva pintura mural que data de los primeros años tras la conquista española; y ahora el Templo de Ehécatl-Quetzalcóatl, cuya antigüedad se calcula entre  1376 y 1417 d.C.

Templo de Ehécatl
Foto: INAH

Cabe recordar que en 2014, ante la posible presencia de vestigios tlatelolcas, los arqueólogos del INAH aprovecharon la demolición del supermercado El Sardinero para explorar el área que ahora es el Templo de Ehécatl-Quetzalcóatl.

Te puede interesar: MUFO: El museo del futuro que será inmersivo llega a la CDMX

La exploración del recinto ceremonial de México-Tlatelolco —que medía 400 m por lado—, cuyo aporte más reciente ha sido este Templo de Ehécatl-Quetzalcóatl, es una forma de revelar la resistencia que opuso el pueblo mexica-tlatelolca a los españoles, porque fue aquí donde se libró la última batalla contra los españoles, el 13 de agosto de 1521. De ahí su importancia en el marco de lo que será la conmemoración de los 500 años de la Conquista, refirió Eduardo Matos.