Miedo a volar

¿Cómo enfrentar el miedo a viajar en avión?

¿Alguna vez has sentido temor al viajar en avión? Es común que las turbulencias se conviertan en uno de los mayores miedos al subir a bordo de una aeronave. Tanto para aquellos que aman volar como para los que no se sienten tan cómodos, esos momentos pueden resultar incómodos e incluso aterradores. Sin embargo, no tienes por qué dejar que el miedo arruine tus experiencias de viaje.

El miedo a volar, especialmente durante las turbulencias, afecta a muchas personas y puede hacer que los viajes aéreos se conviertan en una experiencia angustiante. Sin embargo, no tienes por qué dejar que el miedo te controle.

Si alguna vez has sentido miedo al subirte a un avión, especialmente durante las turbulencias, no estás solo. Muchas personas experimentan cierta incomodidad o incluso pavor en esos momentos. Sin embargo, hoy te presentamos algunos consejos que te han sido útiles y te ayudarán a disfrutar de tus viajes aéreos.

Te puede interesar: Pátzcuaro busca el reconocimiento como Patrimonio Mundial

Consejos para enfrentar el miedo a viajar en avión

  1. Conoce qué son las turbulencias: El primer consejo para enfrentar el miedo a las turbulencias en un avión es comprender qué son. A menudo, el temor se origina en la mente y se crea un panorama negativo, cuando la realidad es diferente. Las turbulencias son movimientos que pueden ocurrir debido a cambios en la dirección de las corrientes de aire, la velocidad del avión (que son normales) y factores climáticos. Además, debes tener en cuenta que no se han registrado accidentes aéreos debido a las turbulencias, lo cual es tranquilizador cuando te sientes asustado.
  2. Elige los asientos adecuados: Otro consejo para enfrentar el miedo a las turbulencias es seleccionar los asientos adecuados. Trata de sentarte en la mitad del avión y evita los asientos en la parte trasera, ya que allí se sienten más los movimientos. Los asientos ideales son aquellos ubicados a la altura de las alas del avión o en la zona circundante. Además, estar cerca de la ventana te ayudará, ya que podrás ver que, en realidad, no está ocurriendo nada grave afuera. Sin embargo, evita los asientos de las salidas de emergencia, ya que algunas personas con fobia a volar pueden tener reacciones ansiosas en esas áreas.
  3. Mantén el cinturón abrochado: Independientemente del tipo de turbulencias, siempre debes mantener abrochado el cinturón en un avión. Si acostumbras soltarlo, sigue la indicación de mantenerlo abrochado y procura no desabrocharlo. Por lo general, se emite un aviso con anticipación, por lo que los movimientos no te tomarán por sorpresa. Si las turbulencias te causan mareo, evita levantarte para ir al baño. Si es necesario, consulta con tu médico y pídele que te recete algún medicamento que puedas tomar antes de abordar.
  4. Identifica qué te angustia: Si tu temor a las turbulencias durante un viaje en avión va más allá de la capacidad de razonamiento, buscar apoyo profesional puede ser de gran ayuda. Un terapeuta te orientará para identificar el origen de tus miedos y te proporcionará técnicas específicas que puedas aplicar en esos momentos. Incluso existen métodos de hipnosis y medicamentos para casos extremos, pero siempre es importante contar con la guía de un especialista. Además, te recomendamos llevar entretenimiento a bordo, como libros, películas o juegos que requieran concentración, para distraerte durante el vuelo.
Miedo a viajar en avión

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad y te permitan disfrutar al máximo de cada viaje en avión hacia los destinos más hermosos del mundo.

Te puede interesar: El agente de viajes: un experto en llevarte a tu destino ideal