Archivo de la etiqueta: Colinas

Colinas

Fuerte de San José, la colorida fortaleza de Campeche

En la parte más elevada de la zona norte de la ciudad de Campeche se encuentra el «Cerro de la Vigía Vieja«, también conocido como «Bellavista«, donde se ubica el Fuerte de San José el Alto, una colorida fortaleza con tintes amarillos que encierra grandes historias y leyendas.

Fuerte de San José, el monumento del pasado marítimo de Campeche

El Fuerte de San José el Alto también es conocido como «El Castillo de las Tres Piedras» en alusión a las tres grandes lajas que se ubican a un costado del amurallado, hoy cubiertas principalmente por la naturaleza que con el paso del tiempo ha demandado.

Te podría interesar: Becán, la capital arqueológica de Campeche 

Historia

Esta fortaleza con tintes amarillos fue construida a finales del siglo XVIII, según una inscripción que todavía se puede apreciar en su fachada, la cual menciona que fue concluida el 9 de agosto de 1792. Este fuerte militar contaba a su vez con dos auxiliares de menor tamaño denominadas Baterías de Costa: San Matías y San Lucas, la cuales cruzaban sus fuegos para defender las costas de Barlovento.

Esta construcción es obra del Teniente de Rey, don José Sabido de Vargas, quien ocupó el cargo entre 1784 y 1793. Años más tarde, surgió un plano elaborado en 1799 por Juan José de León, en el que se determina que su superficie es de mil 828.79 metros.

Esta edificación forma parte de las obras que rodeaban a la ciudad de Campeche y su construcción se realizó como parte de la estrategia militar, cuyo fin era contrarrestar los ataques piratas. El Fuerte de San José el Alto cuenta con bóvedas de cañón, un foso y garitones que servían para vigilar la zona, así como un cuarto de guardia, dormitorio, capilla, cocina, almacén de pólvora, troneras y merlones.

El fortín se encuentra rodeado por un foso y un terraplén, dejando libre la entrada, la cual cuenta con un camino sinuoso cuyo propósito era evitar los ataques frontales. Esta construcción es de planta cuadrangular con tres garitones en las esquinas, en su patio se hayan los restos del brocal de un viejo pozo.

En los alrededores del patio hay algunas habitaciones y una rampa que conduce a la azotea, desde donde se puede admirar el mar.

Museo que resguarda la historia de Campeche

Tras quedar en el abandono, el Fuerte de San José el Alto abrió sus puertas al público el 9 de febrero de 1995 como el Museo de Arqueología Subacuática. En su interior alberga una maqueta del amurallado, algunos retratos de piratas que asaltaron la plaza, así como piezas militares y demás objetos.

Desde diciembre de 2017 alberga una colección inédita que se compone por objetos arqueológicos que se encontraban sumergidos en aguas submarinas del Golfo de México y del Caribe Mexicano, así como de ríos, lagos, lagunas, manantiales, arroyos, cenotes, entre otros.

Te podría interesar: Playa Xpicob, reserva ecológica bioluminiscente de Campeche

Costo y dónde se encuentra

  • Ubicación: El Fuerte de San José el Alto se ubica en Francisco Morazán S/N, col. Bellavista.
  • Costo: 45 pesos (entrada general), estudiantes, profesores y personas de la tercera edad entran gratis.

Canteras de Durango y sus imponentes formaciones rocosas

En el estado de Durango se encuentra un paraíso poco conocido y bastante llamativo, lleno de formaciones rocosas de tamaño colosal, se trata de las canteras de Durango, las cuales se encuentra en la Sierra de Durango, el complejo montañoso más grande de México.

México se distingue por su diversidad de climas, ecosistemas y naturaleza, donde podemos encontrar destinos impresionantes de todo tipo, desde hermosas playas, bosques, montañas, desiertos, entre muchos otros. La canteras de Durango son un destino de esos que impresionan a simple vista.

Te podría interesar: SkyFest 2021 en Durango; todo lo que debes saber de esta edición 

Canteras de Durango, gigantes milenarios

Y es que las canteras de Durango son unas impresionantes formaciones rocosas que llevan millones de años en este lugar y no dejan de sorprender a propios y a extraños. Además, en la zona se pueden hallar vestigios de arte rupestre hecho por culturas milenarias que habitaron la región.

Las canteras de Durango, también son conocidas como «La Cantera«, se ubican a 7 kilómetros del municipio de Tepehuanes, el quinto más extenso de todo el estado (6,401.50 kilómetros cuadrados), donde también se encuentra el río del mismo nombre.

¿Qué más hacer?

Otro de los atractivos de las canteras de Durango es una ranchería abandonada y obviamente el río Tepehuanes, de donde se desprenden dos arroyos temporales, uno de ellos es el arroyo de la Purísima, que se encuentra a 10 minutos de las canteras.

Lo mejor de este lugar no solo son sus formaciones rocosas, sino la vista panorámica que se puede disfrutar en la zona, en la que se aprecia el Valle del Tepehuanes, que combina un encanto fantasmal, así como un paraíso rocoso que se mimetiza con el desierto de Chihuahua, que en conjunto recrean una atmósfera que pareciera de otro planeta.

Te podría interesar: Puente de Ojuela, Durango: ¿conoces su historia y tirolesa?

¿Cómo llegar?

Una vez en Victoria de Durango, hay que tomar la carretera Federal 23 Santiago Papasquiaro-Tepehuanes, donde se encuentran las canteras de Durango a un costado de la carretera.

Chapa de Mota: un paraíso surrealista del Estado de México

A lo largo y ancho del territorio nacional existen diversos rincones que hasta el momento son desconocidos, mientras que otros han sido poco explorados, entre ellos se encuentra Chapa de Mota, un hermoso y surrealista sitio con tonalidades anaranjadas, escondido en el Estado de México.

No es Marte, es Chapa de Mota

Muy cerca de la CDMX se encuentra un paraíso que pudiera asemejarse a la superficie de Marte; sin embargo, no lo es, se trata de Chapa de Mota, edén terrestre que cautiva a propios y a extraños con su belleza y exuberante colorido.

Te podría interesar: Ocoyoacac, un edén natural del Estado de México 

Este es uno de los 125 municipios que conforman el Estado de México, limitando con Villa del Carbón y Jilotepec. Su nombre proviene del conquistador español Jerónimo Ruiz de la Mota, quien recibió este pueblo en encomienda.

En el Estado de México se haya un horizonte misterioso que la naturaleza ha teñido de impresionantes tonos rojos, anaranjados y marrones que incitan a propios y a extraños a contemplarlos, mientras los primeros rayos del sol tocan las rocas.

Los hermosos montículos rocosos adosan majestuosamente un espejo de agua en el que se reflejan las extrañas formaciones rocosas que vigilan sigilosamente el pasar de los años, junto a los pinos que se erigen a su alrededor.

¿Qué hacer en Chapa de Mota?

Además de sus rojizas formaciones rocosas, aquí se encuentran las cuevas de Macavaca, que hoy en día se han convertido en paredes exteriores de la montaña, debido a la erosión, el salitre y la humedad, donde es posible admirar pinturas rupestres.

Peñas del Taido es otro de los lugares por conocer, aquí se realizaba la tradicional ceremonia del fuego nuevo. Estas formaciones sorprende por su forma y ubicación, desafiando la gravedad y el viento, ya que apenas se encuentran sostenidas por unas pequeñas rocas.

Caminar por el pueblo es algo que no puede faltar, ya que entre sus calles se rodea las rocas y montículos. Muy cerca de aquí se encuentra Bio Parque Estrella, donde hay un gran número de atracciones y actividades por hacer, donde la diversión y el sano esparcimiento están asegurados.

Te podría interesar: Cascada de la Concepción, una estampa natural del Estado de México

Conocer la capilla de San Miguel Arcángel, las cascadas de San Francisco de las Tablas, el criadero de truchas en Las Lajas, así como disfrutar de su exquisita gastronomía. Pero una visita a este lugar no estaría completa sin visitar «México Chiquito«, el cual se encuentra rodeado de exóticas rocas y montículos anaranjados.

¿Dónde y cómo llegar a Chapa de Mota?

Se puede llegar sobre la autopista 57 México-Querétaro, antes de llegar a la caseta se debe tomar la desviación a Tepotzotlán. Una vez en este Pueblo Mágico hay que tomar la carretera 5 hasta llegar a la Villa del Carbón, después tomar la carretera 4 con dirección a Jilotepec hasta llegar a Chapa de Mota.