Archivo de la etiqueta: Pan

Pan

Prueba exquisito pan de muerto en esta panadería del Edomex

El pan de muerto de a poco se ha apoderado de las calles y rincones de México, seduciendo a propios y a extraños con su sabor, olor y textura, pero si quieres probar algo completamente diferente, entonces date una vuelta por D’talle Bakery & More.

Te podría interesar: Regresan las actividades a la CDMX para Día de Muertos

Prueba exquisito pan de muerto en D’talle Bakery & More

D’talle Bakery & More es una panadería que ofrece pan de muerto relleno con sabores de locura y combinaciones que te harán chuparte los dedos. Aquí encontrarás productos artesanales y un menú flexible que se guía por las frutas de temporada.

Al igual que otros años, el pan de muerto llegó mucho antes de lo esperado, es por eso que ya es posible encontrarlo en las diferentes panaderías, mercados y puestos ambulantes de México, pero en ninguno con combinaciones tan alocadas como en D’talle Bakery & More.

¿Qué tal te caería un rico pan de muerto con un chocolate caliente? Seguro bastante bien y en esta panadería podrás encontrar esta delicia rellena de chocolate de conejo Turín, chocolate Abuelita, queso crema con mermelada de frutos rojos, dulce de leche, natural y Nutella, acompañado de un vaso de leche caliente.

Además de su exquisito pan de muerto, algo que también sorprende es su excelsa presentación ya que cada caja tiene una banda especial muy ad hoc a la ocasión, lo que le da un toque especial y se convierte en una opción idónea para regalar a amigos o familiares.

D’talle Bakery & More se encuentra en Lomas de Tecamachalco, Estado de México, por lo que si te encuentras en Santa Fe, Polanco, Interlomas, Bosques o Tecamachalco, puedes hacer tu pedido a domicilio. De lo contrario puedes recoger tu pedido en la panadería.

Te podría interesar: Descubre Mixquic más allá de su celebración de Día de Muertos

Dónde está:

  • Ubicación: Fuente de Águila 187, Lomas de Tecamachalco, Estado de México.

Pan de muerto negro, la delicia oscura que deleitará tu paladar

El mes más patrio del año está por terminar y ya casi se puede sentir el olor a cempasúchil y pan de muerto que distinguen al mes de noviembre. Sin embargo, en esta ocasión te traemos pan de muerto negro, una variante igual de sabrosa que la original pero de coloración oscura.

Oficialmente ha quedado inaugurada la temporada de pan de muerto en México, o al menos en la CDMX, pero en esta ocasión no hablaremos del tradicional, sino de su versión oscura, pues en fechas recientes ha surgido una versión de color negro, se trata del pan de muerto negro, el cual ha hecho de las suyas en redes sociales y se ha convertido en objeto del deseo de muchos chilangos. Es por eso que a continuación te decimos dónde comprarlo.

Te podría interesar: ¿Postres de pan de muerto? Encuéntralos en la CDMX

Dónde comprar pan de muerto negro

Panadería Rosetta

En esta panadería encontrarás esponjoso y azucarado pan de muerto negro con un toque especial, se trata de su costra de ceniza de totomoxtle y azúcar, la cual lo hace todavía más suculento. Esta delicia es una creación de la chef Elena Reygadas y su equipo, quienes además preparan el tradicional pero con un toque de romero.

Dónde

  • Ubicación: Colima 179, Roma Norte, Cuauhtémoc, 06700, Ciudad de México.
  • Contacto: 55 5207 2976.
  • Redes sociales o sitio web: Rosetta.

Café Xolo

Esta cafetería de Texcoco ofrece un suculento pan de muerto negro, el cual lleva ceniza de totomoxtle (hojas secas que envuelven al maíz) el cual tateman en el comal hasta convertirlo en ceniza. Además está rellano con dulce de camote morado, lo que le da un toque especial.

Dónde

  • Ubicación: Av. Juárez Sur 206-interior 4, Centro, 56100, CDMX.
  • Redes sociales o sitio web: Xolo Café.

Café Curado

Esta cafetería se encuentra en la Roma Norte de la CDMX y son los artífices del pan de muerto «Tizne», un pan de muerto negro con carbón activado que lleva azúcar y ajonjolí, mientras que su esponja de pan es suave, ligera y su sabor y aroma tiene tintes anisados.

Dónde

  • Ubicación: Sinaloa 10, 06700, Colonia Roma, Ciudad de México.
  • Contacto: 55 7589 9060.
  • Redes sociales o sitio web: Curado Café.

Te podría interesar: Come exquisito pan de muerto relleno en estos lugares de CDMX

Maricú Cocina Dulce

El pan de muerto negro que venden en este lugar es ideal para los amantes del chocolate, pero eso no es todo, ya que va relleno de spread de galleta graham, ganache de chocolate, glaseado de chocolate y esponjosos malvaviscos, ¿qué tal te caería con un espumoso chocolate caliente?

Dónde

  • Redes sociales o sitio web: Maricú.

El paraíso de los postres y el pan dulce existe y está en la CDMX, conócelo

Si eres de las personas que puede vivir sin todo menos sin el pan dulce, esta nota es para ti. En la Ciudad de México existe un paraíso de los postres y el pan dulce llamado La Conchería, donde encontrarás un sinfín de creaciones dulces y deliciosas, las cuales se hornean en este mismo lugar.

Te podría interesar: Michi Conchas: El pan dulce vegano que enloqueció a internet

La Conchería: El paraíso de los postres y el pan dulce

El pan dulce siempre va a merecer una mención aparte, sobre todos las conchas, gracias a su redondez, esponjosidad y sabor que la convierten en una de las preferidas de los chilangos, pero no podemos dejar de lado los postres, es por eso que La Conchería es considerada el paraíso de los postres y el pan dulce.

El conocido paraíso de los postres y el pan dulce se encuentra en la alcaldía Azcapotzalco, y ofrece toda una amplia gama de exquisitas creaciones esponjosas y dulces que son capaces de endulzar hasta el corazón de la persona más amargada con su sabor.

La Conchería es propiedad de Raúl Linares, quien también es chef del lugar. Su pasión por la panadería viene de herencia familiar, es por eso que decidió ir a estudiar a Francia para perfeccionar su técnica el de la vainilla de Papantla y ron de Las Antillas, la nata que se emplea para la repostería.

Su receta resultó ser todo un éxito cuando volvió a México y fue así como nació esta panadería que aunque no es muy grande, destaca por el sabor de sus creaciones y la dedicación que Linares pone en cada una de sus recetas, las cuales han mantenido vivo esta panadería.

Te podría interesar: Pan de Tingüindín, el dulce sabor de Michoacán

Postres y panes dulces que podrás encontrar

La Conchería es la hermana de otra joya gastronómica chintola, el Café Once-28, pues ambos pertenecen al mismo dueño. Aquí encontrarás cinco tipos de deliciosas conchas rellenas, además de deliciosos postres como tartas, pasteles de mil hojas, pan de muerto, alfajores argentinos, croissants, scones y otras delicias de talla internacional.

Dónde y cómo llegar al paraíso de los postres y el pan dulce

  • Ubicación: Av. Azcapotzalco 706 C, Centro de Azcapotzalco, 02000, Ciudad de México.
  • Horario: de lunes a viernes de 7 a 21 horas; sábado y domingo de 8 a 20 horas.
  • Redes sociales o sitio web: La Conchería.

 

Puerquitos de piloncillo, una delicia nacional muy rechonchita

Puerquitos de piloncillo, el delicioso manjar rechoncho que todos alguna vez probamos en casa de la abuelita o llegamos a encontrarlo a pie de carretera, cuyo sabor es exquisito, además de ser un infaltable en las panaderías tradicionales de México.

Te podría interesar: Historia del pan de fiesta, un infaltable en las ferias de pueblo

Puerquitos de piloncillo, el acompañante perfecto de un chocolate espumoso

Los puerquitos de piloncillo también son conocidos como chanchitos, marranitos o cerditos; sin embargo, sea cual sea su nombre, igual saben deliciosos, sobre todo si se acompañan con caliente y espumoso chocolate, incluso con un café de olla.

Anteriormente eran muy populares y fáciles de encontrar en las panaderías de México, hoy en día es casi una odisea encontrarlos, por lo que si te topas con unos podría decirse que ha sido un golpe de suerte gracias a su textura crujiente, sabor dulce y aroma tostado.

Este pan o galleta ha permanecido vigente a lo largo del tiempo, pese a ser difícil de encontrar, hoy en día se pueden hallar en puestos de panes de feria o afuera de algunas iglesias, principalmente en los pueblos. A continuación te contamos la historia de esta delicia.

Origen

De acuerdo con la Secretaría de Cultura de México, su origen deriva del llamado «chichimbre«, un pan de la Huasteca que se elaboraba con los mismos ingredientes de los cochinitos; se presume que es una adaptación del ginger bread inglés que sustituye al jengibre por elementos regionales como la canela y el piloncillo.

Al igual que muchos otros platillos tradicionales, los puerquitos de piloncillo pudieron haberse originado durante la época colonial en alguno de los tantos conventos de monjas que existían en aquellos años, donde experimentaban combinaciones de diferentes ingredientes originarios con algunos otros traídos de España.

La tradición dicta que son panes; sin embargo, debido a su consistencia y textura crujiente, podría decirse que se trata de una galleta. Su color es más oscuro que el de cualquier otra debido a su ingrediente principal, el piloncillo, cuyo sabor se acentúa gracias a la canela.

Su preparación varía según la región, por ejemplo, en Chiapas se le agrega manteca y son cortados en forma de caballos o cerditos. En Baja California se considera pan, pero éste se dora para que quede muy crujiente. En la CDMX se le decora con cara y patas.

Te podría interesar: Tachihual, el pan ancestral con sabor al Lago de Chapala

Receta y cómo preparar puerquitos de piloncillo

Ingredientes

Para el jarabe de piloncillo

  • 100 ml de agua
  • 200 gr de piloncillo
  • 1 raja de cenal
  • 1 clavo de olor

Para la masa

  • 250 gr de harina
  • 1/2 cucharada de polvo para hornear
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de bicarbonato
  • 150 gr de manteca
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de vainilla
  • 1 huevo para barnizar

Preparación

Primero prepara el jarabe con agua, piloncillo, canela y clavo de olor, hierve y déjalo enfriar.

Posteriormente prepara la masa, en un bowl mezcla harina, polvo para hornear, sal, bicarbonato y agrega un poco de jarabe junto con el huevo y la vainilla, mezcla hasta crear una masa suave.

Cubre con un plástico y refrigera durante una hora. Luego estira la masa con un rodillo hasta tener una capa de aproximadamente medio centímetro. Con la ayuda de un cortador de puerquito arma las figuras y colócalas en una charola, barniza con el huevo y hornea a 180°C durante 15 minutos y listo, a degustar de unos ricos puerquitos de piloncillo.

 

 

Prueba las mejores facturas en la CDMX y nada tienen que ver con impuestos

Para estos días de lluvia e intenso frío, nada mejor que un delicioso y espumoso café acompañado de un exquisito pan o una rica factura que alegre tus días, es por eso que a continuación te decimos dónde encontrar las facturas más deliciosas de la Ciudad de México.

Te podría interesar: Restaurantes para celebrar tu cumpleaños en la CDMX; el festejado no paga

¿Qué son las facturas?

Son un delicioso pan argentino que fue introducido al país de la pampa por la inmigración europea y se le conoce así porque es una variedad de masas de gustos dulces y horneados a partir de una mezcla de harina, levadura y manteca pintadas con dulces, baño de azúcar o crema pastelera.

Origen

La palabra proviene del latín facere, que significa hacer o crear aunque comúnmente se le asocia con el pago de impuestos, ya que precisamente el gremio de pasteleros anarquistas que dio origen a las facturas quería resaltar el valor de su trabajo.

En Argentina no son croissants ni cuernitos, se les conoce también como medias lunas y su influencia es principalmente italiana, aunque también podría ser de migrantes franceses y españoles. Su sabor y textura son impresionantes, así como su relleno y masa laminada.

Facturas en la CDMX

El mejor lugar para comer facturas en la CDMX es la Patagonia, un restaurante enclavado en la colonia Condesa, destacado por sus emparedados y deliciosas facturas. Este lugar es propiedad de Gonzalo Monzo, un argentino que llegó a México para mostrar el sabor de la Argentina a los chilangos.

En la Patagonia no solo encontrarás facturas, sino también platillos más sustanciosos como los que nos gustan a los mexicanos, como chilaquiles, molletes y por supuestos deliciosos cortes asados y pastas caseras, para no quedarnos con hambre.

Te podría interesar: Carajillo: El restaurante de Polanco más famoso de redes sociales

Dónde está

  • Ubicación: Campeche No. 345, Colonia Condesa, México, 06140.
  • Contacto: 55 52 11 80 32.
  • Redes sociales: Patagonia-Parrilla de campo.

Tachihual, el pan ancestral con sabor al Lago de Chapala

El pan es un alimento que no puede faltar dentro de la gastronomía mexicana; sin embargo, existen diferentes tipos de panes, el tachihual es una variante poco conocida y su origen se remonta a tiempos ancestrales de la ribera del lago de Chapala, Jalisco.

¿Qué es el tachihual?

De acuerdo con Larousse Cocina, el tachihual es un pan con forma de hogaza elaborado con harina de trigo, levadura seca, azúcar y agua. Es típico de San Juan Cosalá, Jalisco o Chapala. También se le conoce como pan de boda porque es un infaltable en las bodas de los pueblos y rancherías cercanas.

Te podría interesar: Mezcala, la pequeña isla en el lago de Chapala llena de secretos y fantasmas

Se dice que su nombre es de origen náhuatl, de tlahucal, que significa bastimento de camino, también se le conoce como el pan para los viajes.

Origen de este delicioso y ancestral pan

Diversas fuentes apuntan su autoría a la familia Martínez Velázquez del Pueblo Mágico de Ajijic, mientras que el diccionario Larousse Cocina asevera que es obra de la familia Rentería Morales, oriunda de San Juan Cosalá, Jalisco, quienes han ido heredando este dulce manjar de generación en generación.

Lo cierto es que no importa quién lo creó, lo destacado es su sabor, que de alguna u otra forma pertenece a la ribera del lago de Chapala, y que se puede acompañar de una gran variedad de cosas, desde un rico café de olla e incluso se puede rellanar con queso y crema.

Tachihual, un pan de fiesta

La tradición dice que estos panes se elaboran para las bodas, pero también se consume el Día de la Santa Cruz y en la fiesta patronal, que se celebra el 20 de enero cuando se conmemora a San Sebastián. Generalmente se vende embetunado para darle un sabor dulce al que pocas personas se pueden resistir, de ahí que se acaba casi de inmediato.

Te podría interesar: Chapala: el lago más grande de México será tu anfitrión en sus 5 imperdibles

¿Cómo se elabora?

El tachihual se cuece en horno de ladrillo y adobe para que adquiera un sabor único e inigualable. Para su elaboración se utilizan harina, manteca, huevo, azúcar y es fermentado con un pedazo de masa. Se elabora de forma redonda y su sabor es agridulce, también se cubre con betún de azúcar rosa.

Su sabor es tan delicioso que incluso se exporta a los Estados Unidos y se puede acompañar con natas o frijoles, crema, chile, limón y sal.

Come exquisito pan de muerto relleno en estos lugares de CDMX

Aún no estamos en noviembre y en la Ciudad de México ya se comercializa el pan de muerto a diestra en siniestra y en muy diferentes versiones, formas y, es que nunca es tarde ni temprano para disfrutar de este delicioso manjar así que toma nota y date una vuelta por estas panaderías y lugares de la capital del país.

Te podría interesar: Pan de Muerto color negro: reiventando un clásico

Pan de muerto en CDMX

Madcookmx

Esta es una Dark Bakery con servicio a domicilio en donde podrás encontrar delicioso pan de muerto, ya sea normal o con glaseado de conejo Turín, Smore’s, Nutella, Ferrero, Lotus, Dulce de leche, Kinder Bueno, Glasea de Limón, entre otros.

Cabe mencionar que hacen envíos y entregas a toda la Ciudad de México, todos los pedidos se hacen con dos días de anticipación.

Dónde

  • Ubicación: Al ser una Dark Bakery, no cuentan con un espacio físico.
  • Pedidos: Realiza tus pedidos en madcookmx.
  • Redes sociales: MadCookMX.

La dulzura de mi corazón

Así de tierno y dulce como suena su nombre sabe su delicioso pan de muerto, brownies y demás delicias que venden aquí. La Dulzura de mi corazón se encuentra en la Cuauhtémoc y en la Narvarte, y todos los jueves son al 2×1, así que no dejes pasar la oportunidad de disfrutar el exquisito pan tradicional del Día de Muertos.

Hay relleno de betún de queso crema endulzado, Nutella, chocolate Kinder y también bañados en tres leches. La promoción de jueves al 2×1 aplica en tiendas físicas y digital.

Dónde

  • Ubicación: Rebsamen 604, Narvarte Poniente y Río Danubio 119, Cuauhtémoc.
  • Pedidos y entregas: En CDMX y Estado de México.
  • Redes sociales o sitio web: La Dulzura de mi Corazón.

Patycu

Es una tienda de comestibles en la que venden delicioso pan de muerto dulce y relleno de conejo Turín, cajeta, Nutella o con dulce de leche. Para disfrutar de sus delicias, debes realizar tu pedido a través de su página de Instagram.

Dónde

  • Redes sociales o sitio web: Patycu.
  • Pedidos y entregas: Con un día de anticipación.

Te podría interesar: Michimuertos: el pan tan tierno que no querrás comerlo

La Ventanita

La Ventanita nos sorprendió en días pasados con los deliciosos michimuertos, una suculenta creación con forma de cara de gatitos que con solo verlos te dará tanta ternura que no querrás comerlos.

Los michimuertos están hechos con la receta tradicional del pan de muerto y también los hay rellenos de crema pastelera, durazno, fresa, chocolate, zarzamora o conejo Turín.

Dónde

  • Ubicación: Avenida de los Ángeles 6, 02129, Ciudad de México.
  • Redes sociales o sitio web: La Ventanita.
  • Pedidos y entregas: Con un día de anticipación.

Michimuertos: el pan tan tierno que no querrás comerlo

Aún no llegan las Fiestas Patrias y los artículos de Día de Muertos y Navidad ya se pueden observar en calles, mercados y establecimientos de México, tal es el caso del pan de muerto, pero recién salieron los michimuertos, una variante bastante tierna con cara de gatito. ¡Te derretirán de ternura!

Michimuertos, el más de muerto más tierno que verás hoy

Los artífices de tan suculenta y tierna creación (michimuertos) es una panadería de Azcapotzalco llamada La Ventanita, que se le prendió la brillante idea de darle un giro bastante lindo al tradicional pan de muerto (hecho a base de leche, mantequilla, huevo y azar, naranja o nuez).

Te podría interesar: ¡Hay Mamones, lleve sus mamones! El pan con sabor a pueblo que debes probar

Este pan con cara de gatitos fusiona la tradicional receta del pan de muerto con adorables caras de gatitos, lo que da como resultado un pan que luce tan bonito que no te darán ganas de comértelo; sin embargo, su olor, textura y sabor irresistible te harán caer en la tentación. Los hay rellenos con chocolate, queso philadelphia o con frutas de temporada como fresa, zarzamora, mora azul, durazno o frambuesa.

Con los michimuertos es como La Ventita ha dado por inaugurada la tan temprana temporada de pan de muerto; sin embargo, todo parece indicar que no será la única sorpresa que nos darán, al menos eso es lo que publicaron en sus redes sociales.

La Ventanita

Es una una panadería de gran tradición que desde hace más de 50 años ha consentido los paladares de sus clientes asiduos con sus recetas originales y deliciosas y el pan de muerto no podía ser la excepción, pero ahora con una presentación tan tierna que no querrás comértelo, los michimuertos.

Te podría interesar: Pan de Tingüindín, el dulce sabor de Michoacán

Precio y dónde comprar los michimuertos

  • Ubicación: Avenida de los Ángeles #6, 02129, Ciudad de México.
  • Costo: Desde 13 pesos hasta 16 con nuez.
  • Contacto: 5523345962.
  • Redes sociales: La Ventanita.

Pan de Tingüindín, el dulce sabor de Michoacán

Entre la muy extensa y variada gastronomía mexicana, el estado de Michoacán ocupa un lugar especial gracias a sus deliciosas carnitas, la sopa tarasca, sus ricas paletas de hielo y su delicioso pan de Tingüindín, entre otras delicias purépechas que debes probar.

Historia del Pan de Tingüindín

La panadería michoacana es una actividad que se ha desarrollado por más de 400 años, algunos autores aseveran que fue Vasco de Quiroga, quien tuvo la brillante idea de asignarle a Tingüindín la actividad panadera para aprovechas el trigo, ingrediente recién llegado a América tras la conquista.

Te podría interesar: Ruta Don Vasco: gastronomía, arquitectura y tradiciones, para descubrir parte de Michoacán

El pan de Tingüindín es una fórmula que data del Siglo XVI, la cual fue heredada por Vasco de Quiroga y se encuentra legalmente registrada desde septiembre de 2009, como marca colectiva Pan de Tingüindín Región de Origen.

Esta delicia cuenta con tres variantes: en primer lugar están las aguácatas, elaboradas con harina de trigo, granillo, azúcar y levadura para la fermentación; le sigue las cemas chorreadas de piloncillo o azúcar, y las empanadas de chilacayote endulzadas con piloncillo.

En Tingüindín los panes son más que una delicia que endulza el paladar, ya que la creatividad de los artesanos purépechas se hace presente en la superficie de sus panes triangulares.

Receta y cómo hacer

El proceso de elaboración del pan de Tingüindín inicia con la mezcla de azúcar, sal, agua, levadura, manteca vegetal y se deja reposar toda la noche. Luego se enciende el horno de barro con leña y el pan se cuece con el calor que queda una vez que la flama se apaga.

Te podría interesar: Michoacán: ¿Ya conoces los 9 Pueblos Mágicos del estado?

Luego se combina la masa con el piloncillo, la canela y el aguamiel, en las empanadas. Luego comienza la cocción, primero van las empanadas, luego las aguácatas y por último las cemas. Una vez que sale del horno, este se cubre con una capa de manteca para cuidarlo de la humedad. El pan de Tingündín puede durar hasta 20 días en perfecto estado.

Este pan suele elaborarse para eventos especiales como bodas, bautizos, XV años, entre otros, ya que por generaciones ha formado parte de los ritos purépechas. Incluso era empleado para los pedimentos de mano.

¡Hay Mamones, lleve sus mamones! El pan con sabor a pueblo que debes probar

Al hablar de mamones es probable que tu mente te juegue una mala pasada, pero tranquilo, no es lo que estás pensando, son un delicioso pan que se saborea de diferentes maneras y nada tiene que ver con las personas que se creen mucho.

¿Qué son los mamones?

Los mamones no son personas que se creen mucho, de acuerdo con Larousse Cocina, son un pan dulce de color amarillo, de textura porosa y crujiente que suele venderse rebanado. También son conocidos como marquesotes y su porosidad permite absorber jarabes y demás líquidos.

Los mamones se hornean en moldes, redondos o cuadrados, que se forran con papel de estraza para que el pan no se pegue. En ocasiones la harina de trigo se puede reemplazar por fécula de maíz o pinole.

Te podría interesar: Amonet Bakery: La panadería que te lleva tus roles y conchas de conejito ¡a domicilio!

Peculiaridad de su nombre

Se dice que en Oaxaca lo llamaron marquesote en honor a Hernán Cortés, quien fuera el marqués de la entidad. Mamón es como comúnmente se le conoce, debido a que el pan mama o chupa el almíbar o azúcar.

Variantes y con qué se acompañan los mamones

En el Istmo de Tehuantepec los mamones se sirven con chocolate-atole y se decoran con turrón en forma de cruces o con los nombres de los novios en caso de que se celebre una boda. En Chiapas se elabora con claras de huevo, harina y yemas. En la CDMX generalmente lleva azúcar en la superficie. En Guerrero se emplea para elaborar la sopa de vino. En Veracruz se come con leche, café o cualquier otra bebida.

Receta de los mamones

Ingredientes

  • 180 gramos de huevo (3 huevos)
  • 49 gramos de azúcar
  • 30 gramos de fécula de maíz
  • 35 gramos de harina de trigo

Te podría interesar: Mazapán: Origen y cómo se hace este delicioso dulce

Preparación

Primero precalienta el horno a 190°C. Luego bate las claras a punto de turrón, en otro recipiente bate las yemas hasta que cambien de color.

Cierne el azúcar, la fécula y la harina con ayuda de un colador. Posteriormente integra las yemas a las claras y añade la mezcla en forma de lluvia, despacio y de forma envolvente.

Vierte la preparación en un molde rectangular o circular, previamente engrasado. Hornea a 170°C durante 20 minutos hasta que le hagas la prueba del palillo y éste salga sin residuos.