Hazaña en Arizona: vuelo en globos al estilo Up

Alcanzó una altitud similar a la del Monte Everest

232
Hazaña en Arizona
Reuters

El cielo de Arizona, en Estados Unidos, fue testigo de una escena real de la película animada Up. Bueno, casi, pues el racimo de globos de colores no llevaba a Carl Fredricksen ni a Russell, sino al ilusionista y escapista David Blaine.

A inicios de septiembre (aunque había sido anunciado en las redes de David Blaine para el 31 de agosto), el llamado performer extremo ascendió a casi 9 mil metros en el cielo, colgado de un racimo de globos gigantes. “Es como magia, se siente como si estuviera flotando en el aire”, dijo Blaine por radio a su equipo en tierra.

A las 07:30 hora local de Arizona, Blaine se elevó suavemente, casi como en un tranquilo paseo matutino, sobre una pista de aterrizaje en Page. Las decenas de enormes globos jalaban al ilusionista como exigiendo su lugar en las nubes.

Unas pequeñas pesas que lo mantenían obedeciendo las leyes de la gravedad, pronto fueron abandonas por David para comenzar un ascenso acelerado. Con sólo un paracaídas y una máscara de oxígeno —tampoco es suicida—, este intrépido doble de acrobacias comenzó a perderse de vista en el despejado e intenso azul celeste de Arizona.

Te puede interesar Vive la naturaleza indómita en Big Bear Lake, en California

A mitad del vuelo, se colocó el paracaídas; luego tomó la máscara de oxígeno, la puso en su lugar y esperó un poco, sólo para llegar a los 9 mil metros de altitud. Por suerte, no pasó a su lado ningún vuelo comercial por Arizona, pues es el nivel en el cual viajan la mayoría de las aerolíneas.

Finalmente, volteó hacia los globos y la cámara colocada en éstos, que no perdía detalle. Sin ningún parpadeo, se soltó.

Sólo para los ojos… de YouTube

Transmitido en directo por YouTube, esta empresa informó que la hazaña de Arizona fue seguida por más de 770 mil espectadores, con lo cual estableció un nuevo récord como el evento en vivo de YouTube Originals más visto.

La altitud que alcanzó Blaine en el cielo de Arizona antes de soltarse, fue un poco superior a la del Monte Everest, luego aguantó una caída libre de 30 segundos para desplegar su paracaídas. En total, todo el proceso de ascensión y descenso duró unos 30 minutos.

Te puede interesar Vail Resorts anuncia su próxima temporada de esquí

Blaine, en su radio cuando estuvo de regreso en suelo de Arizona, no pudo hacer más que gritar: “¡Wow, eso fue increíble!”.

La carrera de Davi Blaine no se limita a estos saltos “límite”, sino que va más allá: ha hecho resistencias de alto perfil y alto riesgo, como acrobacias que incluyen meterse en un bloque de hielo durante dos días (en Times Square) y estar de pie en la ciudad de Nueva York, sin ataduras ni mecanismos de seguridad, sobre un pilar alto y delgado durante 35 horas. ¡Deseémosle suerte para la próxima!

Te puede interesa Los Ángeles: La historia detrás de la ciudad del cine

Con información de Reuters

Historias en video



En Vivo