Isla Tiburón, la más grande de México

Isla Tiburón, la más grande de México

En la majestuosidad del estado de Sonora se encuentra la Isla Tiburón, considerada «la más grande de México«; fue habitada por tribus comcaac o seri (que en yaqui significa «hombre de arena»), quienes le atribuyeron un alto valor religioso por ser parte de su hábitat.

Esta hermosa isla se encuentra en el Mar de Cortés y tiene una extensión de más de mil 200 kilómetros cuadrados, razón por la que se considera la más grande de las mil 365 que comprenden el territorio nacional. Según la leyenda comcaac, a las inmediaciones de la isla llegaban los tiburones a alimentarse del banco de peces, de ahí que fuera bautizada con ese nombre.

Te podría interesar: Mayá: en busca del reino perdido en Mahahual

Su belleza la convierte en un santuario natural considerado Patrimonio de la Humanidad, debido a que esta región alberga 39% de las especies de mamíferos marinos y 33% de las cactáceas del planeta, además de 90 especies endémicas.

Maravillas naturales de Isla Tiburón

Isla Tiburón se caracteriza por su paisaje contrastante, donde se fusionan el mar y el desierto, y las siluetas de los cactus lucen a contraluz con el azul del mar y el cielo durante el día, mientras que en la tarde-noche prevalece el rojo intenso de los atardeceres de Sonora.

Te podría interesar: ¿Cómo festejar Navidad en tiempos de Covid?

La Isla Tiburón se encuentra separada por una porción de tierra firme llamada El Infiernillo, que posee una extensión de sólo 3 kilómetros, en la que los seris practican la pesca.

Esta isla es una parada imperdible del estado de Sonora, pero requiere ciertos trámites como contar con la autorización de los seris. Este documento se puede obtener en Punta Chueca, zona de playa que se ubica al norte de Bahía Kino.

Por eso, se recomienda contratar un guía certificado para vivir una experiencia completa que va desde rodear la isla en kayak, practicar snorkel, buceo, hasta caminar por los manglares o hacer senderismo.

La mayoría de los tours parten de Punta Chueca y de ahí se hace un recorrido en lancha a través del estrecho de El Infiernillo, que dura cerca de 20 minutos hasta la Isla Tiburón.