3 fincas de La Ruta del Café en Chiapas

Olor a café tostado, contacto con la naturaleza y aventura extrema. ¿Qué más se puede pedir?

224
3 fincas de La Ruta del Café en Chiapas
Finca Hamburgo

¿Eres fan del turismo alternativo? Entonces no puedes perderte La Ruta del Café, una de las experiencias más fascinantes, deliciosas y divertidas en Tapachula, Chiapas.

Acompáñanos por este tour virtual a través de la vegetación selvática para conocer las fincas cafetaleras de la región, donde nunca faltarán la aventura extrema, el contacto con la naturaleza y el sabor al grano tostado y molido de los frutos de la planta del café.

3 fincas de La Ruta del Café en Chiapas

Existen trece fincas cafetaleras, pero sólo tres de ellas cuentan con instalaciones para recibir a los visitantes: Irlanda, Argovia y Hamburgo. Además de adentrarte en paisajes maravillosos, podrás también acceder a la historia de familias que fueron invitadas por el gobierno de México para poblar, desarrollar y crear fuentes de trabajo en la zona alta de Soconusco, Chiapas.

¿Qué actividades hacer en La Ruta del Café?

Lo fascinante de este sitio es que, a lo largo del trayecto, además de conocer los procesos de producción de café, también podrás practicar senderismo, observación e identificación de flora y fauna, bicicleta de montaña, paseos a caballo y museos de sitio. Conozcamos algunas de las fincas en Chiapas y las actividades que puedes hacer.

Las altitudes de las fincas de La Ruta del Café oscilan entre los 600 y 1250 metros con un clima deliciosamente fresco

Por la carretera pasando por Nueva Alemania podrás ver la cascada de San Francisco, formada por la vertiginosa caída del río Cuilco, en la localidad el Edén. En esta área también podrás practicar deporte extremo y en temporadas de lluvias (de junio a septiembre) podrás practicar rafting. ¡Imperdible!

Te puede interesar: Los 5 estados productores de café en México

1. Finca Irlanda

Es una empresa dedicada a la producción del café de altura de la mejor calidad orgánica, como producto principal, además de cacao, cardamomo y miel. Es la primera finca a nivel mundial en obtener el certificado orgánico-biodinámico en 1967, por la certificadora Demeter Bund de Alemania.

Maneja un cultivo amigable con la naturaleza, para ello establecieron cuatro grandes prioridades: la permanencia de los grandes árboles propios de la selva, la protección y propagación de la flora y fauna silvestre, el aprovechamiento de todos los derechos orgánicos de la plantación, y el resguardo de áreas con vegetación original (reservas naturales).

2. Finca Argovia

Se fundó en 1880 con la llegada de una familia suiza originaria del cantón Argau que le dio el nombre que lleva actualmente. A finales del siglo XIX fue comprada por Adolf Giesemann y hoy es manejada por su cuarta generación.

Argovia es un resort de eco-turismo que se encuentra rodeado de increíbles lugares para visitar. Se pueden hacer recorridos en jeep, bicicleta de montaña, caminatas por la finca y en diferentes áreas de producción. Cuenta con espectaculares vistas al Volcán Tacaná y diferentes tours como el Tour del beneficio del café orgánico Argovia.

Te puede interesar: Para todo pata de perro: café del Viajero llega a la Narvarte

3. Finca Hamburgo

Se fundó en 1888 con la llegada de Arthur Edelmann, originario de Perleberg, Alemania, quien junto a su esposa Doris Mertens, desarrolló el cultivo de café en las selváticas tierras del Soconusco.

La pareja y sus hijos impulsaron el crecimiento de la finca trayendo tecnología de punta y trabajando incansablemente hasta que, en 1943, México intervino en la Segunda Guerra Mundial en contra de Alemania y las fincas alemanas fueron expropiadas. La familia Edelmann abandonó su propiedad y su esfuerzo de tantos años, y tuvo que refugiarse en la Ciudad de México.

Te puede interesar: Viajes y café, el match antidepresivo por excelencia

Historias en video



En Vivo