Cristo del Sagrado Corazón, el protector de la fe de Rosarito

Se dice que el Cristo de Rosarito fue encargada por Antonio Pequeño Guerrero como muestra de gratitud.

438
Cristo del Sagrado Corazón, el protector de la fe de Rosarito
Foto: Joceline M. Huitzil/Unplash

El Cristo es uno de los símbolos religiosos más importante del mundo y en la costa de Rosarito existe uno de proporciones monumentales que cuida de esta región y simboliza la fe de los lugareños.

Este Cristo es una réplica de la imagen del “Sagrado Corazón de Jesús“, cuyas proporciones son de 24 metros de altura y 40 toneladas de pura fe, que se encuentra postrado sobre una cúpula de concreto.

Te podría interesar: Parque Submarino Rosarito, el paraíso para bucear en Baja California

Construcción e Historia del Cristo

Esta monumental figura cuenta con una estructura de acero en cabeza, pecho y brazos, mientras que la parte inferior del cuerpo del Cristo está formada por fibra de vidrio.

Se dice que esta efigie Rosarito fue encargada por Antonio Pequeño Guerrero como muestra de gratitud, ya que mandó levantar esta figura en el sitio donde se encuentra una cruz dedicada a uno de sus hijos que murió en un accidente.

Tras una gran labor de artistas y artesanos, el Cristo del Sagrado Corazón de Jesús estuvo terminado en el año 2007. Poco después de su terminación, Antonio Pequeño Guerrero también murió y sus restos fueron sepultados donde se erige la monumental efigie religiosa.

Te podría interesar: 3 películas filmadas en Rosarito, Baja California

Debido a su ubicación privilegiada, desde donde se halla el Cristo del Sagrado Corazón de Jesús se puede apreciar de una de las mejores vistas de la costa y del famoso punto de surf “Km 38“, donde se dan cita cientos de amantes de este deporte para disfrutar de las mejores olas bajo el cuidado de esta impresionante estatua.

Desde 2007, el Cristo permanece postrado en este sitio, cuidando sigilosamente a los lugareños y representando la fe de todo un pueblo. Bendiciendo a todo aquel que lo visita y recibiéndolo con los brazos abiertos.

Historias en video



En Vivo