5 mitos del pulque

46
Foto pulquería antigua

Le llaman “la bebida de los dioses”, “el nectar nacional” , ” el elixir de los dioses” a esta bebida proveniente de la fermentación del aguamiel que se extrae del maguey. El pulque se conoce desde tiempos ancestrales y aunque con el tiempo ha perdido su significado sagrado, eso no ha detenido a los mexicanos de saborearlo en un “curado” o directamente de la penca de un maguey. Sin embargo, el pulque no se ha salvado de tener rumores y mitos a su alrededor, por eso te contamos los más comunes.

1. El pulque es muy baboso

Es bien sabido que la textura del pulque suele ser espesa pero no debe ser babosa, si notas que tu bebida es demasiado viscoza puede ser porque se le agregó una especie de cactus llamado nopalilla que es usado para que no se eche a perder.

2. “Le falta un grado para ser carne” 

Esta frase es muy usada en los lugares en los que se produce y consume el pulque, especialmente en estados como Puebla, Hidalgo y Tlaxcala. El pulque es un bebida muy rica en nutrientes como vitaminas del complejo B, Vitamina C, minerales como el fósforo y hierro, además de una importante cantidad de probioticos que ayudan a mantener sana la microbiota intestinal, sin embargo, el pulque no sustituye a ningún alimento como la carne.

 

Facebook

3. Es afrodisiaco 

Aunque esto sería fantástico tristemente no es verdad, el pulque es una bebida alcohólica por lo que puede hacerte sentir más desinhibido y se puede confundir con las maravillosas propiedades afrodisiácas. Si bebes demasiado pulque para eso, lo único que conseguirás es terminar con una tremenda borrachera.

4. Las fases de la luna tienen mucho que ver con la producción de pulque 

Esto es completamente verdad. El agave se debe “capar” (cortar) en días de Luna nueva ya que no existe una atracción gravitacional de la luna hacia la tierra, pero si se hace en Luna llena la atracción es tan fuerte que las plantas quedan aferradas a la tierra, haciendo casi imposible cortar el maguey.

5. Se fermenta con estiércol 

Más de uno ha escuchado este mito y seguramente han rechazado un trago de este elixir por causa del mismo; pero por fortuna esto no es verdad. Este rumor fue esparcido por allá del siglo XIX, gracias a las nacientes empresas cerveceras que para incrementar sus ventas, inventaron que los productores de pulque envolvían excremento de vaca en un trozo de manta de cielo y que usaban esta “muñeca” (nombre que le dieron al peculiar invento) para fermentar la bebida.  Esto es completamente falso ya que el pulque es una bebida tan delicada que puede echar a perder al ser expuesto a un poco de suciedad o con cambios bruscos de temperatura.

Pinterest

Ahora ya conoces un poco más de una de las bebidas más representativas de México y no te pierdas la oportunidad de probar un exquisito curado de frutas o completamente natural ¡Salud!

 

 

En Vivo