Laguna de San Ignacio, un refugio de ballenas grises que debes conocer

Visita la Laguna de San Ignacio durante la temporada de ballenas y disfruta del mayor espectáculo natural que podrías ver.

247
Laguna de San Ignacio, un refugio de ballenas grises que debes conocer
Foto: Andre Estevez/Pexels

Baja California Sur es un estado que posee una riqueza natural como ningún otro, además de ser uno de los principales destinos turísticos de México, uno de sus tesoros es la Laguna de San Ignacio, la cual se encuentra en la parte sur de la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno.

Laguna de San Ignacio, hogar de ballenas grises y tortugas

La Laguna de San Ignacio es quizá el mejor lugar de México para admirar las ballenas grises, esos impresionantes cetáceos de más de 30 mil kilos que año con año llegan a aguas territoriales durante el invierno, además, aquí no solo se pueden ver sino en ocasiones tocar, lo que ha convertido a este lugar en un imán de turistas nacionales y extranjeros.

Durante la temporada de diciembre a abril, decenas de cetáceos que llegan a medir hasta 40 toneladas y miden hasta 15 metros, arriban a este lugar que han adoptado como su refugio, así como cuatro especies de tortugas marinas, halcones peregrino, águilas y demás aves acuáticas.

Te podría interesar: Isla Coronado, un secreto bien guardado de Baja California Sur

Este paraíso natural se encuentra en el municipio de Mulegé y su origen se remonta al año 1860, cuando se realizó la primera expedición de caza de ballenas, actividad que con el tiempo y la fuerte demanda, originó casi la extinción de estos animales, afortunadamente eso es cosa del pasado y actualmente pueden recorrer las aguas la región en total paz.

Este rincón natural de Baja California Sur está casi deshabitado y apartado del mundo, aquí no hay hoteles ni bares, mucho menos bullicio, por el contrario, la vida en esta zona transcurre con total tranquilidad. La Laguna de San Ignacio se divide en tres zonas:

  • Superior: es de baja profundidad y aquí es donde llegan las hembras a dar a luz a sus crías.
  • Media: aquí se refugian las madres con sus crías antes de unirse con el resto del grupo.
  • Inferior: aquí es donde se encuentran la mayoría de cetáceos y socializan entre sí.

La Laguna de San Ignacio fue declarada como santuario de vida silvestre en 1988, por lo que también alberga especies como el antílope americano y tortugas laud, carey, golfina y verde.

Te podría interesar: Nopoló, Baja California Sur, un harem de hermosas playas

Dónde está y cómo llegar

La Laguna de San Ignacio se encuentra en la parte sur de la Reserva de la Biosfera El Vizcaíno, a 74 kilómetros al oeste de Santa Rosalía y se puede llegar desde el pueblo del mismo nombre (San Ignacio), ubicado en la carretera transpeninsular.

Mapa

Historias en video



En Vivo