¡Los 5 lugares más tenebrosos para visitar en México!

75
La isla de las muñecas en CDMX
La isla de las muñecas en CDMX

Sabemos que tenemos tradiciones que hacen alusión a la muerte y que unos días antes, en octubre, se lleva a cabo una celebración donde los sustos y la temática tétrica están a la orden.

Sin embargo, existe algo llamado “Turismo de terror” que no solo aplica para esa temporada del año, sino para cualquier momento en que el investigador paranormal que llevas dentro, se active.

En nuestro país tenemos muchas leyendas e historias misteriosas, lugares sacados de películas de miedo y con algo de misticismo.

Ciertamente, hay personas valientes y aventureras a las que les gusta adentrarse en estos destinos terroríficos y, es por eso que, queremos contarte sobre los 5 lugares más tenebrosos para visitar en México:

 

1.- La isla de las muñecas en CDMX

Desde el nombre ya se siente algo raro, pero cuando ves las fotos hay de dos: o quieres ir, o de plano prefieres verla de lejitos.

Esta isla ubicada en Xochimilco tiene una historia de película. Todo empezó bien pero no terminó como si hubiese querido.

Don Julián llevaba una vida tranquila cosechando para sí mismo y también para vender. Pero un día, esa tranquilidad se fue, pues una niña se ahogó cerca de su chinampa. Desde entonces comenzaron a suceder cosas extrañas, pero lo que más lo alteró fue soñarla.

Un día, encontró una muñeca cerca de donde sucedió el accidente y pensando que podía protegerlo, la colgó en los árboles de su islita. Así continuó y hasta la fecha puedes ver colgadas más de 1500 muñecas.
Pero no solo eso da miedo, sino el aspecto de las mismas, pues con el paso del tiempo están desgastadas, sucias e incompletas.

 

2.- La Rumorosa, en Baja California

la rumorosa, en baja california.
La Rumorosa, en Baja California.

Esta carretera ya tiene fama de peligrosa, sus curvas y pendientes hacen que los conductores poco precavidos o inexpertos, la sufran.


Pero en esta ocasión, vamos a enfocarnos en las historias que se cuentan de ella. Como la de un soldado fantasma que se dice que te cuida para que pases las curvas sin problema. O la de una viejita que aparece en la mitad de la nada para pedir aventón, y justo cuando ya vas encaminado, ves en el retrovisor y desapareció.


Así que doble cuidado en este trayecto.

 

3.- Real de Catorce, en San Luis Potosí

real de catorce, san luis potosí
Real de Catorce, San Luis Potosí

Hay un malentendido con este pueblo minero ya que fue abandonado después de la Revolución Mexicana y por eso se cree que aún continúa como una zona fantasma.

Pues no lo es. Sí hay habitantes, aunque el aire misterioso de sus calles aún se puede sentir.

Cuentan que cuando la gente regresó, vieron que se apareció el fantasma de uno de los habitantes originales. Le decían “El jergas”. Este personaje llevaba la vestimenta de un minero e intentaba confundir a los que trabajaban en las minas para que se perdieran, pero ese objetivo, por lo general, no se cumplía y, mejor aún, sin querer los guiaba  a donde podían encontrar más minerales.

Actualmente se ofrecen recorridos turísticos por la zona.

 

4.- Panteón de Belén, en Guadalajara

panteón de belén, en guadalajara
Panteón de Belén, en Guadalajara

Esta leyenda puede parecer tierna pero no deja de ser un tema sobrenatural.

La primera se trata de un niño llamado Nacho. Le temía a la oscuridad y extrañamente ese temor lo llevó a morir. 

Como podemos imaginar, vivió más oscuridad pues fue enterrado; sin embargo, a la mañana siguiente, el ataúd fue encontrado fuera de la tumba, pero pensaron que eran los saqueadores de la época. Procedieron a guardarlo nuevamente y una mañana después lo hallaron afuera otra vez. 

Alguien recordó el miedo de Nacho y para que estuviera mejor en su nueva oscuridad, comenzaron a dejarle juguetes en su lugar y así poder jugar con ellos.

 

5.- Misnebalam, en Yucatán

misnebalam, en yucatán
Misnebalam, en Yucatán

No solo hay zonas arqueológicas en este Estado, sino también ruinas recientes. En el siglo XIX había varias haciendas que procesaban el henequén y Misnebalam era una de ellas, a unos 30 km al norte de Yucatán; de hecho era de las más grandes y exitosas.

Un mal día, el dueño fue asesinado, y sin su dirección, el lugar fue en declive hasta cerrar y quedar inhabitado.

Hoy en día, la sensación al estar ahí es algo tétrica pues las edificaciones se ven mal, hay maleza, sonidos extraños y, hay quien dice que se puede sentir aún la presencia de quien la dirigió y de algunos ayudantes más.

Una buena opción para salir de la ruta típica en tu viaje por la Riviera Maya.

 

Como ves, México tiene mucha tela para cortar e historias por contar. Seguramente al lugar que vayas tendrá una leyenda que ha avanzado de generación en generación, por lo que sin saberlo, probablemente en cada viaje, estás haciendo turismo de terror.