¿Ya conoces los tres cenotes de Cuzamá en Yucatán?

A bordo de un antiguo transporte te vas a aventurar en una travesía llena de maleza, hasta llegar a cada uno de estos recintos naturales.

311
Tres cenotes de Cuzamá
Foto: Roberto Michel/Shutterstock.com

Durante tus vacaciones en la encantadora ciudad de Mérida, debes agendar una visita de exploración hacia los 3 cenotes de Cuzamá, justo desde esta localidad en Yucatán, podrás subirte a un antiguo vagón que es tirado por mulas, que te llevarán hasta el encuentro con estos escenarios, considerados como sagrados por los antiguos mayas.

Los habitantes de este poblado, el cual se halla a 40 kilómetros de la capital del estado, han desarrollado un atractivo paseo que te lleva hacia el descubrimiento de los tres cenotes de Cuzamá, pare no solo comparten esta maravillas a tus sentidos, pues se trata de sensibilizarse con su protección, cuidado y aprovechamiento sostenible.

La travesía inicia en una vía, donde hace tiempo se transportaban las fibras obtenidas del henequén, en vagones pequeños, un oficio antiguo que llegaron a ejercer los lugareños de esta localidad. En la actualidad funcionan como “trucks” tirados por mulas, una curiosa y atractiva forma de llegar hasta los tres cenotes de Cuzamá.

Te puede interesar: Cancunito: ¿Cómo llegar a esta increíble playa virgen de Yucatán?

Descubre los 3 cenotes de Cuzamá

Como turista viajas en este transporte a lo largo de siete kilómetros, ocultos entre la maleza, la misma que crea una atmósfera de aventura en el recorrido. De esta manera se llega a los cenote el Chelentún, el Chak-Zinik-Che y el Bolom-Chojol, ideales para realizar diferentes actividades acuáticas

Uno de los primeros tres cenotes de Cuzamá es precisamente Chelentún, al cual se le adaptaron unas escaleras rústicas, por las que se descienden 20 metros, para alcanzar sus aguas de azul intenso. Continuando con la travesía, te vas a encontrar con Chak-Zinik-Che, también sus escaleras bajan 20 metros, solo que su tono es azul índigo, perfecto para esnorquelear y nadar. 

Bolom-Chojol, es el último de los tres cenotes de Cuzamá, el cual tiene escaleras verticales, lo que complica su acceso para muchas personas, sin embargo, el problema se disipa una vez que revela su esplendor interno. Es poseedor de una bóveda que permite la entrada de la luz solar por diminutos agujeros, para ofrecer diferentes colores al agua: desde turquesa hasta el verde esmeralda.

Cómo llegar:

Cuzamá se localiza a 40 kilómetros de Mérida y se arriba desde la carretera 180, con rumbo a Cancún, pero hay que tomar la desviación hacia el poblado de Canacín, para después avanzar por una carretera federal que lleva hasta Cuzamá.

Costo: 

El recorrido tiene un precio de 400 pesos para cuatro personas, incluye transportación en el truck y la permanencia de media hora en cada cenote.

Horarios:

De lunes a domingo, de 9:00 a 19:00 horas.

Mayor información: 

Página de turismo de Yucatán

Historias en video



En Vivo