Santuario del Bosque de Niebla en Veracruz: Hogar del ave sagrada conocida como Quetzal

En este recinto fluye el río Pancho Poza, así como impresionantes cascadas y espejos de agua donde se puede nadar.

493
Santuario del Bosque de Niebla
Foto: Teo Tarras/Shutterstock.com

Veracruz es uno de los destinos nacionales más impresionantes en cuanto a diversidad en ecosistemas se refiere, en esta ocasión viajamos hasta el Santuario del Bosque de Niebla, para conocer las bondades que ofrece y las actividades que se pueden hacer en este territorio tapizado en varias tonalidades en verde. 

Si bien es un lugar apto para el esparcimiento, ecoturismo y aventura, también es un espacio para la reflexión y sensibilización en torno a su biodiversidad y, por ende, sobre su conservación y restauración en beneficio de todas las especies que habitan la región, incluso para el mismo humano, gracias a los servicios ambientales que ofrece. 

Es así como el Santuario del Bosque de Niebla es captador de agua de lluvia y favorece la recarga de manantiales; al mismo tiempo previene la erosión, los deslaves, el azolve de ríos y las inundaciones cuenca abajo.

Te puede interesar: Descubre Ixtlán a través de su bosque encantado  

¿Qué hacer en el Santuario del Bosque de Niebla?

Además, el Santuario del Bosque de Niebla en Veracruz comprende 30 hectáreas de territorio, donde viven al menos 100 especies de aves, 40 tipos de orquídeas, más 250 familias de hongos, 10 diferentes reptiles, 19 mamíferos y 9 clasificaciones distintas de anfibios.

Este santuario forma parte del Área Natural Protegida Estatal Parque Francisco Javier Clavijero, decretada en 1975, cedida a la administración del Instituto de Ecología (INECOL) en 1996. Se encuentra ubicado en la Ciudad de Xalapa, Veracruz y en él se desarrolla un bosque mesófilo de montaña o bosque de niebla en buen estado de conservación.

De acuerdo con los científicos, el Santuario del Bosque de Niebla es uno de los ecosistemas más diversos de México, cuenta con senderos para realizar largas caminatas y observar el avistamiento de flora y fauna, como un encuentro cercano el Quetzal, una de las aves que fueron consideradas por los culturas prehispánicas como sagrada. 

El paisaje que regala el Santuario del Bosque de Niebla a sus visitantes, está integrado por el río Pancho Poza, además de cascadas y pozas donde se puede nadar. De acuerdo con la temporada, mientras avanzas entre su terreno, la niebla será parte de este escenario. 

Mayor información: 

https://www.inecol.mx/

Ubicación:

Historias en video



En Vivo