El altar de Carreragco: grabados prehistóricos de México, similares a otros de España

Los petrograbados hallados en Puebla tienen una antigüedad de 20 mil años

142
El altar de Carreragco: grabados prehistóricos de México, similares a otros de España
EFE

¿Qué tiene en común el altar de Carreragco, en Puebla, con la cueva de los Casares, en España? Déjanos contarte que en un cerro del municipio de Tetela de Ocampo se descubrieron grabados en piedra —cuya antigüedad es de 20 mil años, nada menos— que tienen similitudes con pinturas rupestres descubiertas en la cueva de los Casares, en la zona central española.

Si bien los grabados ibéricos tienen entre 12 mil y 16 mil años —una nada despreciable diferencia de al menos unos 4 mil años con los mexicanos—, el investigador Horacio López reveló que tienen relación y coincidencias simétricas con los poblanos del altar de Carreragco. 

Horacio López explicó que los petrograbados muestran la vida en Mesoamérica durante el Paleolítico Superior, es decir, hace 20 mil años.

El altar de Carreragco representa a antecesores de las culturas olmeca y maya, lo que significa un legado de conocimiento desarrollado y basado en los ciclos humanos.

También demuestra la existencia de una sociedad que dominaba la ciencia astronómica y la geometría calendárica tempranas con base en el cálculo exacto de los eclipses lunares, indicó el investigador. 

En entrevista con EFE, López destacó que los petrograbados del altar de Carreragco cuentan “con una escritura simbólica en los albores de la escritura humana, cuyas composiciones geométricas o esquemáticas como las conocen en Europa, están utilizando el centímetro como espacio temporal, asociado con el ciclo de Venus y al calendario solar”.

¿Por qué es importante este descubrimiento? Algunas investigaciones sugieren que había una relación entre España y Mesoamérica desde antes de la llegada de Cristóbal Colón en 1492, pero otros científicos habrían minimizado este hallazgo, dejando sin protección el altar de Carreragco.

El altar de Carreragco, en riesgo

Ocultos por miles de años, estos vestigios quedaron al descubierto hace unos 10 años, cuando una lluvia intensa reblandeció la tierra del cerro y ocasionó un deslave. 

Hace unos cinco años, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) colocó una manta con una leyenda que indicaba que estaban protegidos. Pero dicen los habitantes de la zona que desde entonces los funcionarios no han regresado.

Por esa misma razón, los petrograbados del altar de Carreragco estén siendo dañados por las condiciones climáticas, por la explotación rural de la zona, la construcción desmesurada de viviendas y por la mano del hombre, lamentó López. 

“Lo que me preocupa en este momento de este vestigio es su preservación, el Gobierno del estado de Puebla ha estado respaldando mis investigaciones para lograr una preservación”, pero sin más recursos, desaparecerán algunos grabados.

De hecho, aseguró el investigador, un túnel donde hay más vestigios colapsó y quedará sepultado de nueva cuenta por la tierra si no se hace algo al respecto.  

Te puede interesar Pahuatlán: conoce el Pueblo Mágico de la sierra de Puebla

Coincidencias asombrosas

Horacio López ha descifrado algunas figuras en las que detectó una imagen a escala natural de un “in situ” ubicado en el vestíbulo del altar de Carreragco. Esta imagen es una representación en cuadrantes donde a la izquierda hay un personaje con un ave que aparece parado sobre un cráneo. 

Y sorprende cuando indicó que también está plasmado un glifo, un signo grabado, representado con un círculo sobre un trapecio, figura que se encuentra en varios documentos calendarios de varias partes del mundo.  

Este tipo de siluetas hablan de un conocimiento superior de la cosmología, geometría y del uso de la ciencia desarrollada utilizada por las culturas avanzadas de Mesoamérica

Este tipo de grabados, concluyó Horacio López, también se perciben en la Estela de San Miguel Amuco, ubicadas en Guerrero, así como en el Relieve de Xoc, en Ocosingo, Chiapas, así como en altares hallados en los Casares, en España

Y para dejar un arqueo de cejas, recalcó que podrían tener relación con algunos hallazgos de Sudamérica.  

Te puede interesar Barrio del artista – El rincón bohemio de Puebla

Con información de EFE/Gabriela García Guzmán 

Historias en video



En Vivo