Así es Pipeline, la ola más mortífera del planeta

165
Así es Pipeline, la ola más mortífera del planeta
Pexels / Pixabay

El surf es un deporte extremo que no cualquiera se aventura a practicar, requiere disciplina, entrenamiento mental y físico, condición física, equilibrio, agilidad, capacidad de reacción y sobre todo respeto por el mar. Pero existe una ola que atrae a los amantes del sur al mismo tiempo que los aterroriza, se trata de Pipeline, la majestuosa e impotente ola que se forma en la isla hawaiana de Oahu.

La Perla de las 7 millas del North Shore‘ como también se le conoce, rompe sobre arrecifes de coral frente a la playa Ehukai. Año con año el invierno atrae a los mejores surfistas del mundo, quienes ponen a prueba su pericia y destreza en el denominado The seven miles Miracle (Milagro de las 7 millas).

Te podría interesar: Utqiagvik, la ciudad que no verá el sol hasta 2021

¿Cómo es Pipeline?

La ola Pipeline es un monstruo del mar y dicho sea de paso tiene el cuestionable honor de ser la más letal del mundo por haber cobrado algunas vidas de quienes intentaron domarla. No es la más grande, apenas mide 11 metros, pero pone a prueba el coraje y valor de quienes se atreven a desafiarla.

Pipeline es un perfecto tubo de agua por el que atraviesan los surfistas, que rompe en los corales irregulares de sus aguas que han cobrado la vida de muchos valientes surfistas. El fondo es de lava volcánica y cuenta con numerosas cavernas. Muchos de los que han intentado domar esta ola han quedado atrapados o han perdido la vida al golpearse con las paredes de coral.

Lo mortal de esta ola hueca y gruesa no es su altura o fuerza, sino que rompe en aguas poco profundas sobre arrecifes de coral.

Te podría interesar: Las Caletas, un paraíso privado de Jalisco

La ola de las tristezas y la felicidad

En 1960 Pipeline comenzó a cobrar popularidad en el mundo del surf. En 1964, Greg Noll surfeó una de las olas más famosas que se recuerdan en North Shore. Su hazaña radica en que cogió la ola desde el tercer arrecife.

En 1971 se organizó el primer Pipe Masters, la competencia más famosa del surf que representa el final de la “Vans Triple Crown“, en donde se dan cita los mejores surfistas del planeta. Pero no todo es desgracia en la ola más peligrosa del mundo, también ha llevado a la cima a otros deportistas que exponen su vida sobre una tabla como el legendario Butch Van Artsdalen, el mismísimo Kelly Slater, o más recientemente el héroe local John John Florence.

Te podría interesar: Lugares para acampar cerca de la CDMX

Historias en video



En Vivo