Casa de la Naturaleza: un patrimonio cultural y ambiental de Tampico

Casa de la Naturaleza, el impresionante inmueble que fungió como planta potabilizadora.

634
Casa de la Naturaleza: un patrimonio cultural y ambiental de Tampico
Foto: La Casa De La Naturaleza Tampico/Facebook

La Casa de la Naturaleza de Tampico fue construida en 1927 como la primera planta potabilizadora (Hidros) para el abastecimiento de agua; sin embargo, debido a su impresionante diseño, los pobladores creyeron que tendría un destino diferente al original.

De acuerdo con datos históricos de la ciudad de Tampico, la Planta Hidros se inauguró el 28 de septiembre de 1929, con el propósito antes mencionado, pero dejó de funcionar en la década de los años cincuenta, fue así como se volvió en parte importante de la historia de Tamaulipas y le fue concedido el título de Patrimonio Cultural y Ambiental.

Te podría interesar: 4 datos que no sabías del Quiosco de Tampico

Desde su construcción llamó la atención de los lugareños por la peculiaridad con la que fue construida por la empresa Structor SA, sobre una especie de islote (Isleta de los Naranjos), rodeado por las aguas de la laguna de La Vega Escondida, que junto con el prominente color verde de sus áreas aledañas combinan de forma perfecta con el estilo Art Decó de su arquitectura.

La construcción de la Casa de la Naturaleza resalta por sus azulejos color amarillo y azul, los cuales destacan la importancia histórica del vital líquido para Tampico. Mientras que su fachada cuenta con una especie de frontones curvilíneos que le dan un toque especial, ventanas de ojo de buey, falsas ménsulas y columnas decoradas con azulejos.

Al interior fueron colocados cerramientos de herrería artística en puertas y ventanas, con grabados del logotipo de la empresa (Potabilizadora Hidros). Tras quedar en el olvido, este recinto renació en el año 2006 con el propósito de crear un espacio dedicado al cuidado ambiental, recibiendo el nombre de Casa de la Naturaleza.

Te podría interesar: Diviértete en el Barco Museo del Niño, en Tampico

Este proyecto buscaba aprovechar las 19.5 hectáreas que rodean al inmueble, a través de la restauración del mismo, junto con la creación de parques recreativos y demás actividades que promueven la conservación de la flora y fauna que habitan en las lagunas aledañas.

Actualmente, la Casa de la Naturaleza de Tampico se encuentra abierta todos los días de la semana de 7 de la mañana a 7 de la tarde. También es perfecto para largas sesiones de fotos, así como para celebrar una gran variedad de eventos sociales, principalmente bodas.

Historias en video



En Vivo