“El padre del mestizaje”, el español que llegó antes de Hernán Cortés y se casó con una princesa maya

En su apellidó llevó la penitencia, pues fue reconocido como un gran estratega militar entre los mayas. 

253
El padre del mestizaje
Foto: @mna_inah/Twitter

Poco se habla del español que llegó primero a tierras mesoamericanas, mucho antes de Hernán Cortés y que se conoce como el padre del mestizaje, por algunos historiadores. Pero, ¿quién fue este personaje y cómo emprendió la conquista de una princesa maya? Ahora mismo descubriremos todo sobre su incógnita.

Cuentan los investigadores que el padre del mestizaje era Gonzalo Guerrero -de quien se tiene mayor registro-, quien arribó a la península de Yucatán por mero accidente. Fue capturado como esclavo de los mayas y reconocido por ser un gran estratega militar.

También llamado Gonzalo de Aroca o Gonzalo de Aroza, era conocido como un marinero que zarpó junto con su tripulación hacía el Darién, en Panamá, pero una fuerte tormenta provocó que su embarcación terminara varada en la península de Yucatán, donde varios de sus compañeros fallecieron.

Él y los sobrevivientes fueron abordados por un grupo de guerreros mayas, hecho que se estima sucedió entre 1511 y 1512. Ante la resistencia el capitán Juan de Valdivia falleció, sólo Jerónimo de Aguilar y Gonzalo Guerrero lograron escapar, pero al llegar a Xman Há -Playa del Cármen-, nuevamente fueron capturados y esclavizados.

Te puede interesar: ¿Cómo terminó la relación de Hernán Cortés y la Malinche?

 

¿Cómo vivió el padre del mestizaje en Mesoamérica?

Gracias a que Jerónimo de Aguilar se mantuvo fiel a su cultura y religión, se convirtió posteriormente en intérprete de Hernán Cortes, durante el proceso de conquista. Mientras tanto, Guerrero se adaptó a su nueva vida militar con los mayas, donde comenzaría a escribir su historia, para luego ser nombrado como el padre del mestizaje.

Por su condición de esclavo, se ofreció al jefe guerrero Nacom Balam, quien al cruzar un río fue atacado por un caimán, pero Guerrero luchó contra el lagarto y le dio muerte, así que el maya le otorgó la libertad. De esta manera se tatuó y perforó de acuerdo a su rango militar y siempre salió triunfante de sus batallas.

Cuando alcanzó el grado de jefe guerrero, se casó con la princesa Zazil Ha, a quien también se le llamaba Ix Chel Can, razón para nombrar a Guerrero como el padre del mestizaje. Gracias a Bernal Díaz del Castillo, en su Historia verdadera de la conquista de Nueva España, se sabe sobre su reacción al enterarse del arribó de Hernán Cortés, cuyas palabras quedaron registradas para la historia.

“Hermano Aguilar, yo soy casado y tengo tres hijos, y tiénenme por cacique y capitán cuando hay guerras. Id vos con Dios, que yo tengo labrada la cara y horadadas las orejas. ¿Qué dirán de mí cuando me vean esos españoles ir de esta manera? Y ya veis estos mis hijicos cuán bonicos son”, dijo el padre del mestizaje.

 

Historias en video



En Vivo