Guadalajara te invita a visitar su campo de girasoles

92
Campo de girasol
Campo de girasol

¿Has imaginado alguna vez estar rodeado de un infinito campo de girasoles, donde el amarillo vibrante se extiende hasta donde alcanza la vista? Si la respuesta es sí, entonces estás a punto de descubrir un lugar en México que te permitirá vivir esa experiencia mágica y asombrosa. Un campo de girasoles en Guadalajara, Jalisco, te espera para ofrecerte una vivencia inolvidable en medio de la naturaleza.

Este campo de girasoles en México, ubicado en el Rancho San Juan Diego, ha ganado reconocimiento a lo largo de los años debido a su magnífico espectáculo natural que atrae a miles de visitantes anualmente. En un entorno de montañas y paisajes pintorescos, este destino se ha convertido en un sitio imperdible para los amantes de la belleza natural y las experiencias únicas.

Situado en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, en la hermosa ciudad de Guadalajara, este campo de girasoles te recibe con sus hectáreas llenas de flores amarillas que se extienden hasta donde alcanza la vista. En ciertas temporadas del año, se abren los recorridos para que los visitantes puedan caminar entre las filas de girasoles y vivir una experiencia que les dejará maravillados.

Si estás planeando visitar este lugar excepcional, es importante que reserves con anticipación, ya que el número de espacios disponibles por día es limitado, generalmente entre 90 y 100 personas. Esta medida asegura que la experiencia sea agradable y cómoda para todos los visitantes.

Al llegar, se recomienda llevar ropa y calzado cómodos, ya que caminarás a lo largo del campo durante varios minutos. También es aconsejable llevar repelente para insectos y protector solar para protegerte del sol. Si eres amante de la fotografía, ten en cuenta que hay reglas específicas para realizar fotografías en el campo.

En cuanto a los precios de entrada, la experiencia de explorar el campo de girasoles tiene un costo de $100 pesos por persona. Este costo incluye la mitad del pago para asegurar tu lugar y el resto se completa el día de tu visita. Los menores de 6 años no pagan entrada, lo que lo convierte en un destino apto para toda la familia.

girasoles
Girasoles

En tu visita, recuerda que la conservación del lugar es primordial. Se prohíbe causar daño a las flores y llevarlas contigo, a menos que desees adquirir un ramo disponible para la venta. La comida es permitida, pero solo bebidas sin alcohol. Si eres un aficionado a la fotografía, asegúrate de respetar las normas establecidas para capturar los momentos especiales.

Así que si estás buscando una experiencia única en medio de la naturaleza y rodeado de la belleza de miles de girasoles, este campo en Guadalajara, México, es el lugar perfecto para ti. Prepárate para sumergirte en un mar de color amarillo y llevar contigo recuerdos inolvidables de este rincón mágico del país. ¡No pierdas la oportunidad de vivir esta experiencia única!