México trajo el Tequila para deleitar al mundo

145
Proceso del Tequila
Proceso del Tequila

El tequila, esa emblemática bebida mexicana, ha trascendido fronteras y se ha convertido en un símbolo de la mexicanidad a nivel mundial. Pero ¿qué es el tequila y cómo surgió?

El tequila es una bebida mestiza que se originó en el siglo XVI como resultado del encuentro entre dos culturas: la mexicana y la española. Su proceso de elaboración se basa en el agave tequilana weber variedad azul, del cual se extraen los jugos fermentables una vez que se ha eliminado todas las hojas, dejando únicamente la piña o corazón del agave. Estos jugos son sometidos a fermentación y posteriormente a un proceso de destilación.

La destilación es un paso fundamental en la producción del tequila. Se lleva a cabo en dos etapas para lograr una graduación alcohólica más alta. La primera destilación, conocida como «destrozamiento», tiene lugar en un lapso de aproximadamente dos horas y alcanza un volumen de alcohol cercano al 20% de contenido de alcohol por volumen (Alc. Vol.). Posteriormente, se realiza la segunda destilación, llamada «rectificación», que dura entre tres y cuatro horas y permite alcanzar un nivel de alcohol cercano al 55% Alc. Vol.

Durante su historia, el tequila ha enfrentado distintos retos. En sus inicios, la producción de tequila estaba limitada por leyes y en algún momento llegó a ser completamente prohibido. Esto condujo a la fabricación y venta clandestina de esta bebida, ya que se daba preferencia a la comercialización de vinos y licores españoles con el objetivo de impulsar ese mercado en México. Sin embargo, con el tiempo, la industria tequilera se fortaleció y experimentó un crecimiento significativo.

agave
Agave

Hoy en día, el tequila es reconocido y consumido en todo el mundo. Su popularidad se ha visto impulsada por su presencia en el cine de la época de oro de México y por su vínculo con la música de mariachi, convirtiéndose en el compañero inseparable de los personajes en diferentes situaciones y momentos de sus vidas.

El tequila ha dejado de ser una simple bebida para convertirse en un ícono de la cultura mexicana. Su proceso de elaboración único y sus distintos tipos y sabores han conquistado los paladares de personas alrededor del mundo.