5 platillos típicos de la gastronomía de Michoacán

118
Carnitas de Michoacán
Carnitas de Michoacán

La rica y diversa gastronomía de México es un auténtico reflejo de su historia, cultura y tradiciones arraigadas. Cada región del país esconde tesoros culinarios que narran historias ancestrales y fusionan sabores únicos.

En este sentido, el estado de Michoacán se alza como un verdadero paraíso para los amantes de la comida tradicional mexicana, ofreciendo una gama de platillos típicos que celebran la herencia culinaria de la región.

Desde las orillas del Lago de Pátzcuaro hasta las montañas que rodean Morelia, Michoacán nos invita a explorar su cocina auténtica y a sumergirnos en una experiencia gastronómica inolvidable.

Si eres un amante de la gastronomía y deseas saborear auténticos platillos típicos, Michoacán es un destino culinario que no puedes pasar por alto. En este artículo, te presentaremos cinco de los platillos más emblemáticos que debes probar durante tu visita a Michoacán.

Corundas:

Las corundas son un platillo que no solo te deleitará con su sabor, sino que también te sumergirá en la historia prehispánica de Michoacán. Su nombre proviene del purépecha «kurhaunda», que significa «tamal». Estas delicias se elaboran a base de masa de maíz con tequesquite, manteca de cerdo y levadura, y se les da forma de triángulo. A diferencia de los tamales tradicionales, se envuelven en hojas de maíz y se sirven con crema, frijoles y una salsa roja que realza su sabor único.

Uchepos:

Los uchepos son una variante de los tamales que puedes disfrutar en versión dulce o salada. Elaborados con masa de granos de elote frescos molidos, se rellenan con ingredientes como carne de cerdo, ajo, tomates y chiles serranos para la versión salada. Si prefieres lo dulce, la masa se combina con leche, azúcar y mantequilla, y se sirve con jalea de frutas y atole. Una opción versátil que deleitará a tu paladar.

uchepos
Uchepos

Enchiladas placeras:

Aunque las enchiladas son populares en todo México, las enchiladas placeras de Michoacán se distinguen por su salsa única. Sumergidas en una salsa de chiles rojos antes de ser cocidas en el comal, estas tortillas se rellenan con carne de pollo o queso, y se acompañan con un encurtido de zanahorias, papas, orégano, chile, pimiento y tomillo. El toque de queso cotija o fresco coronará esta deliciosa opción.

Sopa tarasca:

La sopa tarasca es un platillo que calienta el corazón y satisface el apetito. Preparada con frijoles bayos o rojos, jitomates, caldo de pollo y chile pasilla, su textura espesa y su sabor profundo te cautivarán. Las tiras de tortilla frita, el chile negro tatemado, la crema ácida y el queso fresco son los acompañantes ideales para esta sopa llena de tradición.

Carnitas:

Las carnitas son un platillo que ha trascendido las fronteras de Michoacán y se ha convertido en un emblema culinario de México. Cocinadas lentamente en su propia grasa hasta obtener un tono dorado y crujiente, las carnitas son desmenuzadas y servidas en tacos. Acompáñalas con chiles jalapeños en vinagre, cebolla, jugo de limón y las salsas que prefieras para un festín de sabores.

Explorar la cocina de Michoacán es más que una experiencia gastronómica, es un viaje a través de la historia, la cultura y la pasión culinaria de este maravilloso estado. Cada platillo cuenta una historia y es una muestra de la riqueza de la tradición que ha sido transmitida de generación en generación. Así que, si tienes la oportunidad de visitar Michoacán, no olvides deleitarte con estos auténticos manjares que te conectarán con la esencia misma de este lugar.