Barro policromado, una mezcla de diseño y tradición en Puebla

231
Barro policromado
Barro policromado

El barro policromado de Puebla es una técnica de cerámica que se originó en la época colonial en México. En el siglo XVI, los frailes y misioneros españoles llegaron a la región de Puebla y comenzaron a enseñar a los nativos mexicanos a trabajar la cerámica. Estos nativos tenían una gran habilidad en la creación de objetos de barro, pero los españoles les enseñaron nuevas técnicas de decoración y ornamentación.

Así se desarrolló esta técnica en Puebla gracias a la combinación de la cerámica indígena y las técnicas de la alfarería española. Los alfareros poblanos comenzaron a experimentar con nuevos diseños y colores, utilizando técnicas de vidriado y esmaltado. Los diseños más comunes en el barro policromado incluyen imágenes religiosas, escenas de la vida cotidiana y animales.

Esta técnica se convirtió en una tradición en Puebla y ha sido transmitida de generación en generación hasta el día de hoy. Actualmente, el barro policromado es uno de los símbolos culturales más importantes de este estado y es reconocido en todo México y el mundo por su belleza y calidad artesanal.

Te puede interesar: Inclusión, eje prioritario de la política turística en México

¿Cómo se realizan la técnica de barro policromado?

El proceso de creación del barro policromado comienza con la preparación de la arcilla, que se extrae de las minas locales. Una vez que se ha preparado la arcilla, se moldea a mano en la forma deseada y se deja secar al sol.

Luego, se aplica una capa de esmalte y se hornea la pieza a alta temperatura para que se endurezca. Después de este proceso, los artistas aplican cuidadosamente la pintura a mano utilizando pinceles finos y detallados para crear los diseños vívidos y coloridos que son característicos del barro policromado de Puebla.

barro policromado en puebla
Barro policromado en Puebla

Las piezas creadas con esta técnica son muy valoradas por su belleza y habilidad artística, y se pueden encontrar en tiendas de artesanías y mercados en toda la ciudad de Puebla. Es un símbolo de la identidad y el patrimonio cultural de Puebla.

El barro policromado de Puebla se puede encontrar principalmente en las comunidades de Amozoc, Atzompa, Cholula, Puebla de Zaragoza, Tecali de Herrera, y Tonalá. Estas son algunas de las principales zonas productoras de artesanías de barro en el estado de Puebla, y cuentan con talleres y mercados donde se pueden adquirir piezas únicas de barro policromado. Además, en la ciudad de Puebla se encuentra el Museo de la Talavera, que alberga una importante colección de piezas de talavera y barro policromado de la región.

Te puede interesar: Exvoto, una ofrenda de fe con humor muy mexicano