Tikal: hallan barrio diplomático de Teotihuacán en la ciudad maya

A través de láseres emitidos desde aviones se pueden localizar edificios antiguos que están ocultos bajo selvas y bosques

594
Tikal, zona arqueológica de Guatemala
Foto: Lukáš Jančička/Pixabay

Con tecnología LIDAR, los arqueólogos descubrieron un espacio constructivo muy similar a la ciudadela de Teotihuacán, en la ciudad maya de Tikal, en Guatemala, una estructura de dimensiones más reducidas y que al parecer fue construida casi 80 años antes de que los teotihuacanos conquistaran a esta cultura, en el año 378 d.C.

El nuevo hallazgo -publicado en Science- sugiere que Teotihuacán pudo haber tenido un puesto de avanzada en Tikal como fruto de una alianza, para establecer conexiones diplomáticas y amistosas, que con el tiempo se rompieron, al grado de convertirse en enemigos, como lo aseguran los expertos.  

Este descubrimiento se logró en 2018 con el amplio reconocimiento de la región de la ciudad maya, gracias a LIDAR, láseres emitidos desde aviones para mapear con alta precisión aquellos edificios antiguos que están ocultos bajo escenarios boscosos y selváticos

Donde los mapas llegaron a indicar que había una simple colina en la parte sur de Tikal, esta tecnología reveló la existencia de un gran patio cerrado, que se bordea por edificios más pequeños donde sobresale una pirámide, la cual se alza en su lado este para formar parte de un barrio antiguo

Te puede interesar: 3 secretos que están detrás de las pirámides de Teotihuacán

¿Qué revelaron las excavaciones en Tikal?

Cuando las imágenes fueron analizadas por los arqueólogos, notaron que el diseño de dicho espacio parecía una versión reducida de la ciudadela de Teotihuacán, donde se alza la pirámide de la Serpiente Emplumada. Una teoría que se decidió comprobar al escarbar en el lugar registrado.

La tarea fue encabezada por el arqueólogo Edwin Román Ramírez, de la Fundación para el Patrimonio Cultural y Natural Maya (PACUNAM). El experto y su equipo lograron exhumar armas, fragmentos de incensarios para ceremonias religiosas y políticas, así como un entierro con ofrendas de estilo teotihuacano

Te puede interesar: Ruinas de Kohunlich, donde las palmas acarician el esplendor maya

Se cree que su construcción fue alrededor del año 300 d.C., casi 80 años antes de que Teotihuacán supuestamente invadiera Tikal, temporalidad que arroja el estudio de los tipos de cerámica localizados en dicho edificio. 

Te puede interesar: El Tlatoani, zona arqueológica poco explorada de Tlayacapan, Morelos

“No podemos decir con certeza que las personas que construyeron estos edificios procediesen de Teotihuacán. Pero ciertamente era gente que estaba muy familiarizada con su cultura y tradiciones”, explica Ramírez.

Las investigaciones sobre el origen de estos individuos y su relación con Tikal contarán con un estudio isotópico de los huesos que se descubrieron en el entierro, una técnica que puede revelar dónde ha vivido una persona en diferentes momentos de su vida. Así que sólo resta esperar los resultados y la continuidad de otras excavaciones, que puedan revelar más información sobre esta relación.  

Historias en video



En Vivo