Inglaterra se despide del cubrebocas en público tras superar ola COVID

Será a partir del 27 de enero que el uso de cubrebocas dejará de ser obligatorio en Inglaterra tras un descenso de casos por Ómicron.

187
cubrebocas
Foto: Pixabay

Autoridades de Inglaterra informó que a partir del 27 de enero el uso de cubrebocas dejará de ser obligatorio en lugares públicos y se ha retirado la recomendación de trabajar desde casa desde la próxima semana, dijo el primer ministro Boris Johnson, que añadió que los científicos creían que la ola de la variante Ómicron había tocado techo a nivel nacional.

El primer ministro también dijo que aunque se seguirá exigiendo a la gente que se autoaislara, quería acabar eliminando el requisito legal de hacerlo.

Te puede interesar: Esto cuesta tramitar la visa en 2022 y los requisitos

«Debido a la extraordinaria campaña de refuerzos (de vacunas), junto con la forma en que la población ha respondido a las medidas del Plan B, podemos volver al Plan A en Inglaterra y permitir que las regulaciones del Plan B finalicen a partir del jueves de la semana que viene», dijo Johnson en el Parlamento. Es decir, deja de ser obligatorio el uso de cubrebocas.

 

Inglaterra deja el uso obligatorio de cubrebocas

Además, el certificado obligatorio de COVID-19 terminaría, aunque las empresas podrían optar por continuar con dichos pases si así lo desean. Las medidas retiradas se introdujeron para frenar la rápida propagación de la variante Ómicron en Inglaterra.

Te puede interesar: Recrean en hielo la pirámide de Kukulcán en China

Reino Unido fue el primer país en limitar los viajes internacionales por la variante Ómicron, lo que hizo saltar las alarmas sobre sus mutaciones, y en diciembre introdujo la recomendación de trabajar en casa, el uso de cubrebocas en interiores y la exigencia de certificados de vacunas para frenar la propagación del virus.

Sin embargo, aunque los casos se dispararon hasta alcanzar cifras récord, las hospitalizaciones y las muertes no han aumentado en la misma medida, en parte debido a la campaña de refuerzos de vacunas en Reino Unido y a la menor gravedad de la variante.