Buñuelos: Origen de este postre que cruzó el charco y llegó a México

Bueñuelos, un delicioso manjar de sabor dulce que nos remonta a nuestros años de infancia.

334
Buñuelos: Origen de este postre que cruzó el charco y llegó a México
Foto: Por Guajillo studio/Shutterstock

Los Buñuelos son un delicioso antojito dulce o postre que nos hace viajar al pasado y recordar las fiestas decembrinas con su exquisito sabor, pero sabías que pese a ser un ícono de la gastronomía mexicana su origen se encuentra muy lejos de territorio nacional.

Así es, por increíble que parezca, no son originarios de México. A continuación te decimos de dónde proviene tan delicioso y dulce manjar que bañados con mil de piloncillo ha deleitado los paladares de chicos, jóvenes y adulto a través del tiempo.

Te podría interesar: Borrachitos: Dulces típicos que nos hacían sentir adultos de pequeños

¿Qué son los Buñuelos?

De acuerdo con Larousse Cocina, es una fritura dulce que se como como dulce o antojito. Se prepara con una mezcla de harina de trigo, huevo, agua, sal y manteca de cerdo, que se deja reposar, se estira y se moldea. Posteriormente se fríe en manteca de cerdo o aceite y se espolvorea con azúcar o se baña con miel de abeja y piloncillo.

En ciertas regiones se utiliza agua de cáscaras de tomate o tequesquite para fermentar la masa. Algunas mieles contienen frutas como tejocotes o guayabas; ingredientes como el anís y la canela se utilizan también en algunos lugares.

Los Buñuelos se consumen todo el año, pero especialmente durante las fiestas decembrinas, ferias y en Navidad.

Origen

El origen de su nombre es incierto, algunos consideran que surge del latín medieval bungo, que significa bulbo; en francés se conoce como beignet, que quiere decir hinchazón, ya que no importa de dónde provenga su nombre igual se infla al freírse.

Existen diferentes teorías sobre su origen, una de ellas asume que los primeros indicios de los Buñuelos se dieron en la antigua Roma y eran conocidos como “puñuelos“, ya que para preparar la masa se empleaban los puños.

La receta original de los puñuelos era con aceite de oliva; sin embargo, esta fue sufriendo modificaciones según el país donde se elaboraban. Los Buñuelos llegaron a México tras la conquista y se adicionaron otros ingredientes y se sustituyeron algunos como el aceite de olvida por la manteca de cerdo.

Algunos recetarios del siglo XVIII, como el de Sor Juana Inés de la Cruz, mostraban algunas recetas de Buñuelos para la temporada de fiestas decembrinas. Incluso el del Padre Ávila Blancas, muestran recetas de esta delicia hecha de arroz o los llamados Nochebuena con pulque o leche.

Teresa Castelló Yturbide, en el libro “Delicias de Antaño” escribe que unos de los más famosos eran los de Santa Brígida, los cuales servía en platones de talavera.

Te podría interesar: Charamuscas, ¿de qué están hechos estos dulces típicos?

Receta de los Buñuelos

Ingredientes

  • 2 tazas de harina de trigo cernida
  • 3 cucharadas de polvo para hornear
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de sal
  • 1/2 taza de mantequilla fundida
  • 4 huevos batidos
  • 1 1/4 tazas de leche
  • 2 tazas de aceite para freír
  • 3/4 de taza de azúcar
  • 2 cucharadas de canela en polvo

Preparación

Primero mezcla la harina con el polvo para hornear, el azúcar y la sal. Agrega la mantequilla, los huevos y la leche; bate hasta formar una masa suave.

Enharina una superficie lisa y amplia, trabaja ahí la masa y divídela en pequeñas bolitas. Barnízalas con aceite, cúbrelas y déjalas reposar 20 minutos.

Calienta el aceite hasta que hierva en una olla pequeña. Extiende las bolitas de masa con un rodillo o ayúdate de una maquina para tortillas. Fríelas en el aceite hasta que se doren y ponlas sobre un papel absorbente.

Por último, mezcla el azúcar con la canela y espolvorea los buñuelos con esta preparación y emplata.

Historias en video



En Vivo