Fundación de la Gran Tenochtitlán: ¿Cuál es el lugar donde se posó el águila?

Indaguemos en la historia para descubrir el sitio donde se cree que realmente el ave se paró como señal para los aztecas.

300
Gran Tenochtitlán
Foto: Al-Tair:/Shutterstock.com

Para fundar lo que más tarde se conocería como la Gran Tenochtitlán, de acuerdo con el Códice Boturini, tuvieron que pasar dos largos siglos de peregrinaje, donde hombres y mujeres que salieron de la mítica Aztlán, tardaron este tiempo en encontrar la tierra prometida por el dios Huitzilopochtli.    

Fueron los guías Ténoch y Cuauhtlequetzqui quienes escucharon cómo un ave les decía: “Tihui, tihui”, que significa “Aquí, aquí” en náhuatl. Intrigados, siguieron al animal hasta los islotes y, en el más pequeño, encontraron la señal: Del corazón del dios Copil -transformado en tunal-, se postraba una imponente águila devoraba una serpiente, como se describe en el Códice Boturini. 

Así inició la historia de la Gran Tenochtitlán, que con el tiempo se convertiría en el centro del universo mesoamericano. Después de varios siglos, en el mismo lugar donde se supone ocurrió esta manifestación, entre las calles Misioneros y Mesones, en el viejo barrio de la Merced se halla lo que se conoce como la Plaza de La Aguilita.

Te puede interesar: Esto dicen los historiadores españoles sobre la Conquista de México en 1521

¿Cuál es el nombre oficial del lugar donde comenzó la Gran Tenochtitlán? 

Esta es una de las varias teorías y, por cierto, la más aceptada en la historia, sobre el lugar de la fundación de la Gran Tenochtitlán. En un principio, la zona fue conocida como Temazcaltitlán, una de las primeras regiones que los mexicas tenochcas habitaron. Durante el período colonial se construyó una plaza con una fuente en su centro y para 1868 fue reconocida como Plaza Juan José Baz.

Es el nombre de un político liberal que participó en la Guerra de Reforma y que gobernó lo que ahora conocemos como Ciudad de México de 1855 a 1856. A pesar de que es su título oficial, es famosa como Plaza de La Aguilita, donde vecinos y locatarios creen fielmente que ahí comenzó la Gran Tenochtitlán, y no en el Zócalo capitalino.

Se dice que durante una de sus remodelación se colocaron 42 piezas de talavera, con los escudos nacionales usados a través del tiempo. Su parte central fue adornada con una columna de piedra, donde sobresalía la imagen del águila con la serpiente en su pico. Sin embargo, para algunos historiadores y cronistas éste no es el lugar donde los aztecas hallaron su señal. ¿Tú qué opinas? 

Historias en video



En Vivo