Desliza tu adrenalina por las dunas de Chachalacas

Gigantes arenosos que prometen horas de diversión, para después tomar un baño en la tranquilidad del Golfo de México

177
Desliza tu adrenalina por las dunas de Chachalacas
monkeyfishveracruz/Instagram

No hay escenario más contrastante que el de la virgen playa de Chachalacas y las dunas del Sabanal; mientras el oleaje de la primera es relajado, las montañas arenosas invitan a vivir su exploración al extremo, entre cuatrimotos y sandboarding.

Claro que se trata de una postal que sólo se admira cuando recibe a intrépidos aventureros, porque al regresar a su ambiente solitario, las dunas del Sabanal se unifican de nuevo con la atmósfera de la playa de Chachalacas.

Las dunas de Chachalacas, como también se les conoce, datan de hace 10 mil años. Abarcan aproximadamente 550 hectáreas de montañas esculpidas en arena oscura, propia del Golfo de México.

Gracias a su cercanía con el mar, son completamente húmedas, esto las endurece y difícilmente el aire se las lleva.

Te puede interesar: ¿Te gusta el sandboard? Practícalo en las Dunas del Mogote

De la CDMX a las dunas de Chachalacas son alrededor de 5 horas y el Puerto de Veracruz se halla a 40 minutos. Así que después de la diversión, el ambiente típico y gastronómico puede ser la siguiente área de exploración. 

Diversión en las dunas de Chachalacas

Pero antes de pensar en los sabores veracruzanos, a despertar el apetito entre las dunas de Chachalacas. Hay que llegar hasta el punto más alto sobre una 4 x 4 y desde ahí hay dos formas de deslizarse: ya sea a través de estos vehículos o surfeando las arenas al estilo sandboarding.

Justo en este punto de las dunas de Chachalacas el panorama es perfecto; desde allí se observa la belleza del mar que será testigo del momento intrépido que está por acontecer.

Lo más recomendable es iniciar desde las pendientes más bajas, para agarrar práctica y una vez que se toma confianza, es momento de desafiar a los colosos más altos.

Si se decide vivir la aventura sobre una cuatrimoto, hay que ser muy diestro con el volante o bajar en compañía de los expertos; la idea es no perderse la experiencia de descender a través de las dunas de Chachalacas, que promete mucha diversión.

Te puede interesar: Los Cabos: Wild Canyon, un gran parque de aventura

Aquellos que deseen vibrar más de cerca la arena de las dunas de Chachalacas, es momento de tomar su tabla y disfrutar del sandboarding.

La velocidad se adquiere dependiendo de cada persona. Son fácil unas 4 horas de práctica, así que la arena estará en todo el cuerpo. Para despojarse de ésta, un buen baño en el mar es lo más recomendable. 

Una vez que la experiencia concluyó, los locales de playa de Chachalacas ofrecen la gastronomía típica del lugar, compuesta de mariscos y pescados. Pero como advertimos anteriormente, el Puerto de Veracruz está a sólo 40 minutos, así que la aventura continúa.

Historias en video



En Vivo