¿Hay cenotes en Tamaulipas?

Descubre la ruta que te lleva a descubrir estos tesoros naturales que forman parte de este territorio del noreste mexicano

140
¿Hay cenotes en Tamaulipas?
Comisión Mexicana de Filmaciones/Flickr

Parece difícil de creer, ¿no es así? Bueno, pues tal parece que para muchos de nosotros Tamaulipas no deja de sorprendernos con sus bellezas naturales. Así que ahora nos presume su Ruta de los Cenotes, que en verdad se antojan explorar.

En realidad esta travesía está conformada por unos cuantos cenotes, los cuales se localizan al poniente de la cabecera municipal de Aldama, perteneciente a dicho estado, desde donde tienes que recorrer una distancia de 12 km para llegar al encuentro de estas enormes cavidades.  

El punto de partida hacia los cenotes es la comunidad ejidal El Nacimiento, desde allí se puede disfrutar un sitio conocido como el Nacimiento del río, donde brota el río Barberena, mejor conocido como Blanco, el lugar perfecto para refrescarse y tomar fuerzas para seguir el camino.

Te puede interesar: Enlístate en Los Cuarteles de Tamaulipas y vive una experiencia como explorador

De tour por los cenotes de Tamaulipas

Después del momento apacible, el recorrido debe seguir hasta encontrar uno de los cenotes más famosos de Tamaulipas: el Zacatón. Esta poza es completamente abierta, con un cavidad de 116 metros de diámetro y unos 20 metros bajo el nivel del terreno circundante. 

Sus aguas son de color verde oscuro, las cuales se pueden nadar sin ningún problema. Hasta hoy, parece que se trata de la poza más profunda del planeta, la cual recibe su nombre porque cuenta con varios islotes flotantes de zacate que se mueven de una orilla a la otra.

Te puede interesar: Conoce la Zona Arqueológica El Sabinito, en Tamaulipas

De este punto nos pasamos a otro de los grandes cenotes del estado, que lleva por nombre La Poza Verde, que tiene un diámetro mucho mayor que la del Zacatón.

El agua que mantiene es de tono verdiazul, mucho más clara que el anterior. El camino continúa hacia un estanque conocido como La Pilita, que es de dimensiones pequeñas.

Para relajar los músculos después de tanta caminata, se puede sumergir el cuerpo en La Azufrosa, de aguas termales; de acuerdo con los lugareños, esta pequeña alberca tiene propiedades curativas. Así que es una buena opción que debe aprovecharse. 

Historias en video



En Vivo