Maíz ajo: Especie mexicana que se encuentra al borde de la extinción

Aún se produce en las comunidades de San Juan Ixtenco, en Tlaxcala y en la Sierra Tarahumara, en Chihuahua.

314
Maíz ajo
Foto: @CecyteTlaxcala/Twitter

A lo largo de los tiempos, el maíz ajo ha logrado su conservación, pero hoy más que nunca, un grupo de personas conformado por campesinos, productores y científicos, buscan a toda costa salvar esta especie de la extinción, por su valor en la cadena evolutiva del maíz.  

De acuerdo con investigadores, en la actualidad el país cuenta con 64 variedades de este producto, entre ellos, existe este singular maíz, nombrado así porque cada uno de sus granos cuenta con su propia hoja, que al estar envueltos, simulan un ajo, convirtiéndose en un ejemplar hermoso y muy peculiar.  

También conocido como tunicado, es una especie que causa un gran interés entre la comunidad científica, pues es considerado como el eslabón perdido entre el maíz y el teocintle. Sobre el teocintle, explican que fue el que domesticaron los antiguos habitantes de Mesoamérica.

Te puede interesar: La jícara: Historia del árbol y recipiente sagrado de los mayas

¿Dónde se cultiva el maíz ajo en México?

Así que el maíz ajo se cultiva desde hace milenios, de hecho está mencionado en el Códice De la Cruz-Badiano, donde se explica que tenía dos usos entre los pueblos indígenas: De uso medicinal para curar quemaduras y la disentería, además de que servía para aumentar la producción de leche materna.

Por otra parte, el maíz ajo también tenía un importante simbolismo en las ceremonias, para  bendecir las espigas del maíz y en los rituales a Centéotl, deidad del maíz. También se cree, que sirvieron como forraje para los animales.

Así como se desconoce sobre su existencia, nadie se imagina que esta especie no se usa para fines gastronómicos, es muy complicado extraer sus grano o morderlo. De acuerdo con el estudio Etnografía de maíces nativos en San Juan Ixtenco, Tlaxcala, con énfasis en el maíz ajo, se sabe sobre su importancia en la cadena evolutiva del maíz. 

Son las mujeres del municipio de San Juan Ixtenco, en Tlaxcala y de la Sierra Tarahumara, en Chihuahua, las portadoras de la sabiduría para su cultivo, en ellas radica la tarea de continuar su preservación y compartir sus conocimientos ancestrales a las nuevas generaciones. 

Historias en video



En Vivo