¿Mezcal de pechuga? Una bebida espirituosa de 400 años

La bebida ancestral conocida como mezcal de pechuga es una herencia mexicana desde hace más de 400 años.

331
mezcal de pechuga
Fotos: Instagram/ @realminerooficial

El mezcal es una de las bebidas tradicionales que se destacan en México, pues nació entre la ceremonia y la fiesta. Entre sus variantes debes conocer el mezcal de pechuga, que desde hace años es importante entre las festividades por su ritual.

Expertos en la bebida tradicional indican que la intención del mezcal es compartir la energía en las celebraciones como un bautizo y hasta honrar a los muertos.

Cada vez que hay un festejo especial se prepara el mezcal de pechuga, que tiene un valor histórico y cultural único.

Te puede interesar: Conoce las mezcalerías de la CDMX con el original sabor de Oaxaca

¿Cómo se prepara el mezcal de pechuga?

Normalmente este mezcal se hace a final de año, durante la temporada de Día de Muertos por las frutas maduras y abundantes que se pueden encontrar.

Lo que se necesita para su preparación es elegir la pechuga animal que se utilizará. En esta elección, las opiniones están divididas.

Hay quien afirma que el mezcal de pechuga sólo puede estar hecho con carne de aves, mientras que aquellos mezcales de pechuga con venado, conejo, borrego o cualquier otro animal que no sea un ave, no se pueden considerar como tales porque rompen la tradición.

La mayoría de los productores opta por una gallina vieja debido a la dureza de la carne. Estos animales son criados en las casas de los mezcaleros, cuando son producciones artesanales, o comprados a productores orgánicos.

También se necesita el maguey y el más utilizado es el espadín por el sabor. Luego se inicia a cortar las piñas en edad madura, se pelan las pencas de maguey y se cuecen los corazones en un horno cónico en el piso, durante aproximadamente ocho días.

Al final se muelen en una tahona o se machacan con mazos para extraer las mieles y bagazo.

La fermentación se hace en una tina de madera y se destila dos veces en alambiques de cobre u ollas de barro, para luego pasar al punto clave: la tercera destilación

Te puede interesar: ¡A 2 de 3 bebidas! Leyendas Shop and Coffee, una cafetería inspirada en la lucha libre

Dentro del alambique se cuelga la pechuga limpia para que el vapor cueza y deshaga lentamente la piel.

Se pueden utilizar frutas para darle un sabor distinto al mezcal de pechugas, debes saber que no su sabor final no tiene nada que ver a pollo o el tipo de carne que se haya usado. Además, su sabor ha sido bueno para la coctelería.

Historias en video



En Vivo