Estos son los ingredientes que llevan los Mixiotes

Uno de los platillos más populares de México son los mixiotes, que siempre están presentes en las fiestas patrias. Aquí te decimos cuáles son los principales ingredientes.

218
mixiotes
Foto: Instagram/ @amigordo

Entre los platillos clásicos de México están los mixiotes, que consisten en una carne adobada envuelta en una membrana de la penca del maguey pulquero.

A la película que contiene el guisado se le llama mixiote y de ahí es donde recibe el nombre.

Te puede interesar: ¿Dónde comer comida yucateca en la CDMX?

¿Qué ingredientes llevan los mixiotes en su preparación?

Los ingredientes que llevan los mixiotes tiene infinitas variaciones, aunque hay unos básicos que no pueden faltar para preparar este delicioso platillo.

Lo que necesitas primero es el mixiote, una membrana de agave con la que se envuelve. El nombre proviene del náhuatl, en el que “metl” significa maguey, y “xiotl” es película o membrana de la penca.

Esta hoja se desprende de la cutícula del maguey y en los tiempos prehispánicos los pueblos la usaban para cocinar al vapor.

Aunque estas se pueden conseguir en el mercado o el tianguis, la recomendación es que no se utilice, pues su obtención afecta a la producción de los agaves.

Otro de los ingredientes para los mixiotes es la proteína. Esta puede variar según la región, aunque normalmente se usa borrego y cordero. Incluso hay mixiotes de ingredientes exóticos con carne de ardilla, escamoles, jabalí, etcétera. Los más comunes son de pollo, conejo, cerdo, res e incluso pescado.

Te puede interesar: Descubre la historia de Mérida a través de la Hacienda San Antonio Hool

También son necesarios ingredientes como el adobo para el mixiote. Los mixiotes están llenos de sabor en sus diferentes variantes de chiles y condimentos. Los más populares y esenciales son el chile guajillo, el chile pasilla, el chile morita, jitomate, tomillo, comino, laurel, pimienta gorda y cebolla.

El adobo de los mixiotes puede prepararse de diferentes maneras. Pero, por lejos, la más popular es hervir los chiles para que desprendan todo su sabor; cuando estén listos, pasarlos a la licuadora junto con los demás ingredientes, colar y dejar reposar.

Historias en video



En Vivo