Conoce las bibliotecas más majestuosas de México

Si no conoces estas bibliotecas de México te estás perdiendo su majestuosidad

379
Biblioteca Juan José Arreola
Biblioteca Juan José Arreola

La lectura es el pasatiempo favorito de muchas personas porque a través de las páginas de un libro, es posible viajar a diversos lugares del mundo sin haberlos conocido. Leer textos en una biblioteca es un gusto que debes experimentar al menos una vez en la vida.

Sumergirse en la lectura es una actividad que disfrutan chicos y grandes. Ya sea que prefieras un cuento, una novela o artículo científico, los puedes encontrar en una biblioteca. Además estos recintos se caracterizan por tener diseños arquitectónicos impresionantes e interiores magníficos.

Te puede interesar: Bibliotecas del mundo, destinos “fetiche” del turismo cultural

Habrá quienes se consideren amantes de la tecnología y prefieran leer en dispositivos digitales, pero aún hay hombres y mujeres que disfrutan tener en las manos un libro hecho de papel, para ver y oler las páginas físicas.

Es momento de que prepares tu cámara, y te aventures a conocer cuáles son las bibliotecas más majestuosas de México, para que las visites y disfrutes tu lectura en un ambiente tranquilo y silencioso.

Las bibliotecas más majestuosas de México

  • Biblioteca central

Ubicada en Ciudad Universitaria de la Universidad Nacional Autónoma de México, la Biblioteca Central es la más grande de las 133 que integran el Sistema Bibliotecario y de Información de la UNAM.

Posee uno de los acervos bibliográficos más grandes de México y su fachada está decorada con el mural «Representación Histórica de la Cultura», pintado por el artista mexicano Juan O’Gorman. Este es un recinto que debes conocer ya que las fotografías que se toman ahí lucen espectaculares.

El conjunto que integran esta biblioteca y el campus central de Ciudad Universitaria fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 2007.

biblioteca central
Biblioteca Central
  • Biblioteca Palafoxiana

Uno de los mayores atractivos culturales de Puebla es sin duda la Biblioteca Palafoxiana. Es un recinto bibliográfico que fue fundado en 1646 por el obispo Juan de Palafox y Mendoza, quien donó todo su acervo personal para que la sociedad interesada pudiera estudiar y aprender.

Su importancia histórica radica en que fue la primera biblioteca pública de América.

La edificación es considerada una de las construcciones del barroco novohispano más importantes del país. Gracias a su relevancia fue nombrada Monumento Histórico de México en 1981. Además, en 2005 fue incluida por la UNESCO en el programa «Memoria del Mundo»

biblioteca palafoxiana
Biblioteca Palafoxiana
  • Biblioteca Vasconcelos

La biblioteca Vasconcelos se encuentra en el centro de la Ciudad de México. Fue inaugurada el 16 de mayo de 2006 y comenzó a dar servicio el 1 de junio de ese mismo año.

Es una de las bibliotecas más majestuosas por su diseño interior, al caminar por sus pasillos verás estantes infinitos de libros que te harán sentir dentro de un cuento. Tiene tres niveles superiores y una planta baja donde generalmente se proyectan películas o se montan exposiciones de arte.

Al ubicarse en el centro de la ciudad, visitar la biblioteca es un plan ideal para conocer otros lugares turísticos de la CDMX. Muy cerca se encuentra el Museo Universitario del Chopo, la estación de trenes Buenavista y si acudes un sábado, podrás visitar el Tianguis Cultural del Chopo.

biblioteca vasconcelos
Biblioteca Vasconcelos
  • Biblioteca Juan José Arreola

Es en Zapopan, Guadalajara donde se encuentra la Biblioteca Juan José Arreola. Su acervo bibliográfico se compone de un millón de libros y por esta razón es considerada como la más grande de México.

La estructura de la biblioteca se compone por un edificio dividido en dos módulos. Uno resguarda los acervos históricos del estado y el otro los archivos y textos contemporáneos.

Abrió sus puertas el 8 de octubre de 2012 y llama la atención su diseño arquitectónico por las franjas de cristal que cubren su fachada.

Te puede interesar: Una vuelta por las bibliotecas más espectaculares del mundo