Ecuador, el primer productor de cacao fino de aroma en el mundo

Quito es conocida como la capital del chocolate, ya que es el principal exportador de este producto a 50 países del mundo.

172
Ecuador, el primer productor de cacao fino de aroma en el mundo
Fot: Cámara de Agricultura

Quito es un paraíso para los amantes del chocolate, pues algunos de los mejores del mundo se producen en la capital de Ecuador.

La riqueza y abundancia de los recursos naturales que caracterizan a las zonas de producción de cacao en el país sudamericano, han sido factores que permitieron a este producto, a lo largo de varios siglos y trabajado en las manos de 100.000 pequeños agricultores, desarrollar atributos únicos de sabor y aroma.

Ecuador se distingue por ser el primer productor de cacao fino de aroma en el mundo, ya que aporta el 63 por ciento de la producción a nivel global, por lo que cualquier chocolate que se considere “fino”, debe incluir un porcentaje de cacao de aroma ecuatoriano.

El Cacao Nacional o ‘Arriba’, como se le conoce localmente, es una variedad única que cuenta con un sabor afrutado y se usa como materia prima para la elaboración de chocolates de gran calidad; sobresaliendo aquellos que evocan las ciruelas, pasas, moras, cítricos, nueces, caramelo, miel, malta, caña, almendras, maní, flores de jazmín, violetas, entre otros exóticos sabores.

Quito, en específico, es conocida como la capital del chocolate. Es el principal exportador de este producto en Latinoamérica y es sede de las principales fábricas que despachan estos bombones a más de 50 países, alrededor de todo el mundo.

Rutas del cacao

La capital ecuatoriana cuenta con diferentes “rutas del cacao”, en las que se pueden degustar chocolates aromáticos y deliciosos, que le permitirán vivir una experiencia única, mientras conoce su historia y su proceso de producción.

Entre los puntos a visitar, se encuentra la casa del que está considerado el mejor chocolate del mundo: Pacari, un producto 100% natural, orgánico y de máxima calidad; que se exporta a más de 40 países y que cuenta con más de 207 premios a nivel nacional e internacional.

La experiencia Pacari inicia con un viaje a Archidona, provincia de Napo, localidad amazónica, ubicada a dos horas y 45 minutos de Quito. Ahí, en la comunidad de Santa Rita se muestra el proceso de siembra y cosecha del Cacao Arriba. 

Este aromático paseo se matiza con la observación de las costumbres de la comunidad kichwa, y se pueden apreciar hermosos paisajes; degustando, además, exquisita comida tradicional de la zona.

Para quienes prefieren permanecer en el ambiente cosmopolita de Quito, Pacari también ofrece una cata de chocolates en su “Casa de Experiencias”. La degustación se compone de barras puras y otras que contienen sabores propios del Ecuador.

Ecuador, el primer productor de cacao fino de aroma en el mundo
Foto: Boutique República del Cacao

En Yumbos Chocolate, una tienda temática ubicada en el Centro Histórico, frente a la patrimonial Iglesia de San Francisco, se aborda la elaboración del chocolate artesanal, los procesos de fermentación, secado del grano, refinación y templado.

Chez Tiff, ubicado en la colonial calle de La Ronda, también en el Centro Histórico, es el lugar preciso para encontrar un chocolate artesanal, de sabor único e irrepetible; hecho a mano, con paciencia y cuidado en cada detalle.

Los propietarios pueden ser sus anfitriones para catas de chocolate y enseñarle sobre los diferentes productos que pueden obtenerse del cacao, como cosméticos e infusiones. Como extra, puede apreciar la elaboración de bombones artesanales, rellenos con zumo de frutas andinas de temporada.

La Cuchara Ecuadorian Gallery es una galería de arte en la que los visitantes aprenderán sobre diversas preparaciones alrededor del cacao.

Aquí, quienes quieran compartir un recuerdo de su experiencia quiteña del chocolate con sus personas especiales, podrán adquirir souvenirs llenos de textura, sabor y tradición: figuras decorativas de la cultura andina, sombreros de paja toquilla, ponchos, joyería de creación amazónica, y muchos más.

Cada uno de estos lugares abre la puerta a no menos de 10 variedades diferentes de chocolate.

Para quienes desean ir más allá y enriquecer su experiencia con el chocolate, las actividades pueden extenderse a tours por las plantaciones cacaoteras que crecen en Mindo, Puerto Quito y Archidona, junto a guías que compartirán sus conocimientos en idioma español, inglés, francés y alemán.

La capital del chocolate se abre al mundo, llena de sabor, dulzura y sensualidad, y en esta travesía de sensaciones los viajeros conocerán, y se llevarán consigo, una historia rica que cuenta sobre el cultivo del cacao en el Ecuador. Una historia que data de hace más de 5.300 años y que evolucionó en la era cacaotera de finales del siglo XIX e inicios del siglo XX, hasta llegar al siglo XXI, era en la que Ecuador se sigue consolidando como potencia chocolatera.

Historias en video



En Vivo