Cráter del Ngorongoro: un oasis africano para animales

En el cráter Ngorongoro se pueden ver a los llamados Cinco Grandes de África.

93
Cráter del Ngorongoro: un oasis africano para animales
Foto: alexstrachan/Pixabay

El Cráter del Ngorongoro es un paisaje que pareciera salido de la película del ‘Rey León‘, además de ser una de las mayores calderas volcánicas del mundo que se formó cuando un volcán explotó y colapsó hace dos o tres millones de años.

África es un continente rico en flora y fauna; por lo que es complicado elegir un solo destino para disfrutar de sus maravillar naturales. Según la teoría, el mejor sitio para ver felinos es el Serengueti, para ver elefantes está el Parque Nacional de Tarangire, mientras que los primates se encuentran en las montañas de Gombe y Mahale.

Sin embargo, existe un lugar en donde se puede disfrutar de toda esta diversidad de especies, se trata del cráter del Ngorongoro, un lugar privilegiado de Tanzania, muy cercano a la frontera con Kenia.

Te podría interesar: 7 lugares imperdibles de África

Tras la erupción y el colapso del volcán se originó un imponente cuenco de imponentes paredes que oscilan entre los 400 y 600 metros en el que viven cerca de 25 mil mamíferos, de ahí que sea considerada la zona más pequeña del mundo donde se pueden ver a los llamados Cinco Grandes de África.

Los Cinco Grandes de África son el león, leopardo, elefante, búfalo y el rinoceronte. También es posible observar en este lugar especies como el rinoceronte negro, hienas, chacales, ñus, gacelas de Thompson, cebras, antílopes, impalas, y una gran variedad de animales herbívoros.

También hay aves de todos tipos como buitres, águilas y demás aves acuáticas cerca del lago Magadi. Mientras que en la garganta de Olduvai, también conocida como la “Cuna de la Humanidad“, se encuentra uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de África, que además cuenta con decenas de miles de masáis, quienes son los únicos autorizados para vivir y pastorear en la zona.

El cráter se encuentra dentro de la Zona de Conservación de Ngorongoro, con una extensión territorial de más de 8 mil kilómetros cuadrados y agrupa varios ecosistemas -bosques, sabanas, lagos, pantanos, charchas saladas y tierras áridas, entre otras-.

Las visitas al cráter inician muy temprano, cerca de las cuatro de la mañana, ya que una de las mejores experiencias es contemplar como el sol se filtra entre las paredes del cráter, tal como se muestra en la icónica película de Disney El Rey León‘.

En Ngorongoro se puede observar de todo tipo de especies de animales, exceptuando la jirafa, animal que no fue capaz de descender por las inclinadas paredes del cráter. Además de que aquí el rey no es el león sino el rinoceronte negro, el cual se encuentra en peligro de extinción.

Cada especie tiene su propio hábitat, los elefantes se encuentran en el bosque de Lerai, donde también reposan los leopardos. Los hipopótamos descansan en el lago Mandusi y los flamencos y demás aves acuáticas sobrevuelan en el lago Magadi.

Te podría interesar: 3 ciudades modernas de África

En el cráter Ngorongoro, el ser humano es solo un visitante temporal, ya que no tiene permitido poner un pie fuera de los Jeeps.

Aquí hay es posible pernoctar en uno de los lodges (alojamientos) para partir muy temprano a disfrutar del espectáculo natural en el que los primeros rayos del sol tocan el cráter.

Entre las opciones de lodges están:

  • Ngorongoro Crater Lodge: consta de 30 suites circulares, inspiradas en las casas de los masáis. Constan de una decoración de estilo inglés colonial, además de que todas sus habitaciones cuentan con enormes ventanales con vistas al cráter.
  • Ngorongoro Serena Safari Lodge: es una construcción de dos niveles, tendido sobre el borde del cráter y camuflado por el entorno. Cuenta con 75 habitaciones, decoradas con estilizadas pinturas de tipo rupestre, todas con balcón para disfrutar de la vista al cráter.
  • Ngorongoro Sopa Lodge: es un hotel de 97 habitaciones, distribuidas alrededor de un amplio vestíbulo acristalado, que da a la piscina. Se sitúa al este del cráter.
  • Lemala Ngorongoro: es un alojamiento estacional formado por nueve tiendas de lona provistas de todas las comodidades. Se encuentra en un bosque de acacias.
  • Plantation Lodge: es una antigua plantación de café en Karatu. Consta de 18 habitaciones, cada una decorada con un estilo particular.
  • Gibbs Farm: es una antigua plantación de los años 30, situada cerca de Karatu, en las Highlands, y animada con jardines de estilo inglés. Dispone de seis bungalós y 14 cottages decorados con elementos masáis.

Historias en video



En Vivo