Lago Brienz, un lugar de cuento de hadas en Suiza

Lago Brienz, un paraíso de cuentos de hagas, custodiado por los Alpes suizos.

283
Lago Brienz, un lugar de cuento de hadas en Suiza
Foto: timulrich_pix/Pixabay

Suiza es sumamente conocida por sus paisajes alpinos, montañas nevadas, praderas verdes, ganado pastando bajo el sol del verano e impresionantes lago, uno de ellos es el Lago Brienz, ubicado al norte de los Alpes en el cantón de Berna, que seduce a propios y a extraños con su hermoso color turquesa.

El Lago Brienz es un lugar que invita a disfrutar de sus hermosas aguas a través de paseos en barco, desde los cuales se pueden apreciar majestuosos castillos, coloridos pueblos y inmejorables vistas de las montañas alpinas de Suiza. Su nombre se debe a una de las ciudades que descansa en una de sus orillas (norte).

Te podría interesar: Lago de Lucerna, la puerta de entrada a los Alpes en Suiza

Lago Brienz, un paraíso de aguas cristlinas

Las aguas que desembocan en el imponente Lago Brienz tienen su origen en las cuencas del valle Faulhorn-Sägis, que alimentan las majestuosas cataratas Giessbah de 400 metros, con catorce caídas escalonadas a unos cuantos pasos del castillo y el arroyo del mismo nombre.

Por la noche, el espectáculo natural se torna aún más hermoso, ya que resalta drásticamente gracias a la iluminación recién instalada. Pero eso no es todo, ya que en días claro, el azul de sus aguas se torna profundamente azul.

Sin embargo, aunque tiene un encanto único, no es un sitio muy activo ni concurrido, como el Lago de Ginebra o el Lago Thun, debido a que sus aguas no son tan ricas en nutrientes, por lo que casi no hay peces, por esa razón no hay tantos barcos pesqueros, ya que no es una actividad común.

A 564 metros sobre el nivel del mar con 260 metros de profundidad máxima, el Lago Brienz le brinda un encanto sinigual, que se encuentra perfectamente adosado por imponente montañas. Su largo es de casi 15 kilómetros y un ancho aproximado de 2,5 kilómetros.

Briezn, un pueblo muy colorido

Quizá la parte más romántica y nostálgica de Brienz es la Bruhngasse, conocido más allá de las fronteras suizas como el “Callejón más Bello de Europa“, cuyo encanto radica en sus casas que datan del siglo XVIII, adornadas por esculturas de madera que realzan su belleza, ya que el pueblo se dedica al tallado en madera.

Te podría interesar: Aldea prehistórica descubierta en el fondo del lago Lucerna en Suiza

Este poblado se encuentra a 76 kilómetros de Berna y a 20 de Interlaken, en la base de la montaña de Brienzer Rothorn de 2350 metros de altura. Del lado derecho desemboca el río Aar y el extremo norte el Lago Brienz y en la parte frontal las cataratas Giessbach.

¿Cómo llegar a este hermoso pueblo desde Zúrich?

  • En automóvil: se puede llegar realizando un trayecto de aproximadamente una hora y medio.
  • En tren: se puede llegar por las líneas 70, 74 53Y, 2116 y 2134, cuyo recorrido consta de 3 horas aproximadamente. Primero tomanto la ruta Zúrich-Lucerna y posteriormente se debe tomar la Lucerna-Brienz.

Historias en video



En Vivo