Yokai: los monstruos legendarios de Japón, ¿conoces su historia?

Existe una diversidad de estas entidades, la más temida se conoce como Oni, su cuerpo es rojo, azul o verde, además tiene cuernos y colmillos.

366
yokai
Foto: Kharlova Anna/Shutterstock.com

Muchas de las historias y leyendas que se cuentan en Japón, están relacionadas con los yokai, seres sobrenaturales que forman parte de la tradición y cultura del país nipón. Seres monstruosos en los que aún se cree, principalmente en los pequeños pueblos y aldeas, en donde navegan entre la realidad y la ficción.

Se dice que el origen de los yokai tiene sus raíces en la religión sintoísta, la más antigua de esta nación y se basa en la adoración de los dioses, quienes se hallan en todos lados, principalmente ocultos en la naturaleza.   

Es exactamente donde se ubican los yokai, en la frontera entre el mundo real y divino. De acuerdo con esta religión, pueden habitar lugares sagrados como montañas, bosques, ríos, entre otros sitios naturales, pues prefieren evitar el contacto con los humanos y vivir aislados. 

Sin embargo, existen otro tipo de yokai que viven en armonía con el mundo terrenal y se ocultan en espacios y objetos cotidianos de Japón. Un ejemplo de esto son los tsukumogami, quienes se manifiestan a través de objetos antiguos.

La cultura nipona asegura que a estos seres les gusta aparecer durante el crepúsculo, pero también son amantes de los días grises, cuando ni un solo rayo de Sol se manifiesta. Entre las numerosas leyendas que se cuentan de estos personajes, se habla sobre el desfile nocturno de los 100 demonios, conocido como Hyakki Yagyo.

Te puede interesar: Parque Nacional Fuji-Hakone-Izu, uno de los escenarios más impactantes de Tokyo en Japón

¿Qué características tienen los yokai?

Un evento que, cuentan los japoneses más ancianos, se lleva a cabo durante las cálidas noches de verano y en la temporada del Obon, una época del año en la cual los espíritus visitan el mundo de los vivos. Cuidado con aquel humano que se atreviera a salir de sus casas durante este evento, pues eran aniquilados por estos monstruos terroríficos.

Dentro de las creencias de esta cultura, se habla de la existencia de una antigua enciclopedia del país llamada Shugaisho, donde se habla de los Onmyōji, practicantes esotéricos y adivinos que poseen la facultad de predecir cuándo ocurrirá dicho desfile y la única forma de mantenerse a salvo de los yokai, es evitar salir a las calles.

Entre las historias que se cuentan sobre los yokai, es que poseen características animales, aunque otros tienen aspecto humano, o sin ninguna forma aparente. Algunos son monstruos realmente malvados, otros solo son traviesos y existen los benevolentes, e incluso traen buena fortuna, así que existe una diversidad de ellos.

Te puede interesar: ¿Te mudas? Japón vende casas abandonadas a buen precio

Pero los yokai más fuertes, violentos y peligrosos son  los Oni, demonios japoneses que, de acuerdo con el budismo, son los que custodian las puertas del infierno y torturan a los condenados. Su cuerpo es rojo y en ocasiones azul o verde, además tiene cuernos y colmillos. Siempre llevan consigo un mazo de hierro.

Son los protagonistas de una festividad en Japón: Setsubun, celebrada a principios de febrero, el día previo al inicio de la primavera según el calendario lunar. Se cree que durante la temporada, los Oni visitan los hogares y para ahuyentarlos, se decoran las puertas de las casas con cabezas de pescado seco y ramas de acebo.

Historias en video



En Vivo