Lo que el sismo se llevó: patrimonio caído en 1985 

Un recorrido breve por aquellas obras artísticas que quedaron en ruinas 

95
Sismo 1985 Ciudad de México
Flickr

Hace 3 años que la tierra nos sacudió y, en medio de una pandemia que a su vez deja estragos, no podemos omitir el recuerdo de aquella fecha que marcó con dolor la década de los 80, donde un sismo también enterró parte del valor arquitectónico de la historia de México.

Pero antes de hacer un repaso dedicado a su memoria, tampoco hay que olvidar la pérdida que se registró en 2017, cuando los daños en edificios considerados como patrimonio se dejaron sentir en 11 estados del país.

De acuerdo con una publicación de la Secretaría de Cultura, alrededor de 2 mil 340 inmuebles históricos construidos entre los siglos XVI y XIX, resultaron afectados, así como algunas edificaciones y murales del siglo xx, sin olvidar varias decenas de estructuras arqueológicas.

Datos manejados en esta misma edición titulada “Sismos y patrimonio cultural: Testimonios, enseñanza y desafíos 2017 y 2018”, la gran mayoría de estos edificios envueltos en la desgracia son templos, conventos y capillas virreinales.  Además hay 5 mil 789 bienes muebles lastimados como esculturas, murales, pintura de caballete, retablos, órganos, campanas y mobiliario histórico.

Pero a esta lista se suma una gran cantidad de patrimonio sin inventario, ese que el sismo de 1985 se llevó en la Ciudad de México en cuestión de minutos; el cual se mantienen solo en la memoria fotográfica y en aquellos testimonios que la desgracia nunca olvidan, porque los dejó marcados en su pasado y presente.

Recorrido por la arquitectura caída en el sismo del 85

Hotel Regis

El sismo dejó en escombros al símbolo más cosmopolita de la capital, ubicado en Avenida Juárez. No solo hospedaba a políticos nacionales e internacionales, también fue un recinto de la hospitalidad para estrellas del cine, televisión y personajes de la cultura de muchas partes del mundo, desde finales de los 40.

La unidad habitacional Nonoalco Tlatelolco

Su edificación comenzó en 1960 por el arquitecto Mario Pani, que para la época reflejaba el sueño de modernidad en el país. Fue la parte del multifamiliar Nuevo León que el sismo derrumbó. Un lugar descrito como la “utopía de México sin vecindades”, por el escritor Carlos Monsivaís.

Centro Habitacional Juárez

Se considera como una de las pérdidas arquitectónicas más emblemáticas del sismo de 1985, que se vino abajo con todo y los relieves del artista Carlos Mérida, uno de los proyecto muralistas más importantes. Su planeación también estuvo a cargo del arquitecto Mario Pani.

Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas

Entre el eje Central Lázaro Cárdenas y eje 4 Xola se admiraba imponente hasta que el sismo demolió un área de su estructura. Parte de la obra en mosaico de O’Gorman y de la escultórica de Zúñiga se desplomaron. Debido a una clasificación minuciosa de este trabajo, los murales tardaron más tiempo en ser restituidos.

Centro Médico

Para recordar el sismo de 1985, durante su reconstrucción se aprovechó para levantar el mural José Chávez Morado, el cual se localiza en el vestíbulo de este espacio de salud. La obra logra capturar el terror y dolor que se vivió en aquel momento de la historia mexicana contemporánea.

Historias en video



En Vivo