¿Qué son la corrientes de resaca y por qué son peligrosas?

Meterse al mar implica hacerlo con seguridad y con entero respeto.

169
¿Qué son la corrientes de resaca y por qué son peligrosas?
Foto: mprietou/Pixabay

Ir de vacaciones a la playa y no meterse al mar es como no haber ido, ya sea para nadar, refrescarse, dejarse llevar por la corriente o chapotear en la orilla, son unos de los grandes placeres de la vida.

Sin embargo, todo esto debe hacerse con responsabilidad y respeto, ya que la fuerza del mar suele ser engañosa y sus condiciones pueden cambiar de un momento a otro poniendo en riesgo la vida de sus bañistas.

Te podría interesar: ¡No apto para cardiacos! Estas son las atracciones más peligrosas del mundo

¿Qué son las corrientes de resaca?

Existe algo llamado corriente de retorno o corriente de resaca, un fenómeno natural que se origina en las playas y que a menudo suele ser una de las principales causas de muerte. Por esa razón es importante saber qué son, cómo son y qué hacer en caso de presentarse una.

La corriente de resaca es un fenómeno del oleaje en el cual el agua de la orilla es atraída a mar abierto en forma de canal, en ocasiones con tal fuerza que puede poner en aprietos incluso a los más expertos. Esto es común en playas donde se practica el surf y en ingles se le conoce como “rip current“.

Los canales se producen por el constante choque de las olas con la orilla que poco a poco van excavando la arena. Cuando las olas llegan a la playa regresan al mar por el camino de menor resistencia concentrando su fuerza en los canales que suelen medir de tres a seis metros, jalando todo a su paso.

Generalmente las corrientes de resaca van a 2 o 3 kilómetros por hora, velocidad de un nadador medio, pero la velocidad de fluctuación no siempre es la misma y en cuestión de segundos puede cambiar a 8 kilómetros por hora, arrastrando con mayor fuerza a las personas, quienes en su desesperación por llegar a la orilla intentan luchar contra el mar y terminan por agotarse, derivando en ocasiones en un trágico desenlace.

¿Cómo identificar una corriente de resaca?

Para una persona común y corriente es sumamente complicado identificar una corriente de retorno. Sin embargo, existen algunos indicios visuales que son de gran ayuda para identificar la presencia de una.

Un tip sería desconfiar un poco de las zonas donde el oleaje es menor, ya que generalmente es ahí donde se encuentran las corrientes de retorno.

También se recomienda tener cuidado de aquellas zonas en las que el color del agua cambia de forma abrupta y se torna más oscuro, así como cuando se ve un canal de agua agitada o picada, o cuando se percibe una línea de espuma, algas o escombros que se adentran en el mar, así como una rotura en el patrón de las olas.

Te podría interesar: Isla de los Naufragios, tumba para grandes embarcaciones

¿Qué hacer en caso de ser arrastrado por una corriente de resaca?

Lo primero e indispensable es tener calma y mantenerse a flote, evitando entrar en pánico, ya que dejarse llevar por los nervios o desesperación solo generará un consumo de energía vital y debilitará la resistencia, favoreciendo el ahogamiento.

Tampoco es conveniente nadar contra corriente, ya que como se mencionó, las olas regresan con fuerza por el camino de menor resistencia. Hacerlo solo implicará un gasto de energía en vano, por lo que se recomienda mantener la calma, mantenerse a flote y hacer señales de ayuda.

Por último, para poder escapar de una corriente de resaca, lo mejor es nadar en paralelo a la playa o a un ángulo de 45 grados a través de la corriente y después dirigirse a la orilla. En caso de no poder salir de ella, hay que intentar mantenerse a flote en todo momento.

Es importante mencionar que es un mito que las corrientes de resaca jalen hacia abajo, únicamente alejan de la orilla y, en ocasiones las mismas olas regresan a la orilla, según explica la Universidad de Nueva Gales del Sur.

Historias en video



En Vivo