Torre Latinoamericana: ¿cómo se disfruta el edificio más seguro de la CDMX?

Un mirador, cafetería, restaurante, bar y dos museos, elementos ideales para gozar de esta joya arquitectónica

442
Torre Latinoamericana: ¿cómo se disfruta el edificio más seguro de la CDMX?
Foto: Denisse Leon/Unsplash

Diseñada por el arquitecto mexicano Augusto H. Álvarez entre 1948 y 1956, la Torre Latinoamericana fue considerada como el edificio más altos de México, e incluso, ostentó el título del rascacielos más alto en América Latina, desde su construcción hasta 1972

Posee una altura de 181 metros con todo y antena, además de 44 pisos, características que al sumarse a su ubicación céntrica, historia y mantenerse en una zona altamente sísmica, la convierten en uno de los símbolos arquitectónicos más importantes de la Ciudad de México

El 28 de julio de 1957 resistió un fuerte terremoto, gracias a su construcción con estructura de acero y pilotes profundos, hazaña de la ingeniería moderna, que le valió el premio del American Institute of Steel Construction -Instituto Americano de la Construcción de Acero-. 

Sin embargo, su prueba más dura fue con el terremoto del 19 de septiembre de 1985, al quedar intacta frente a otros inmuebles que se derrumbaron. Actualmente se le considera uno de los edificios más seguros de la CDMX y del mundo, así lo dejó muy claro en la misma fecha, pero de 2017, cuando la tierra volvió a sacudirnos. 

Te puede interesar: Al 2 x 1 las entradas al Mirador de la “Latino” para cuando vuelva a abrir

Atractivos de la Torre Latinoamericana

La Latino” como popularmente se conoce, es uno de los refugios por excelencia de los visitantes, donde se concentran dos museos, restaurante, cafetería, bar y el Mirador, uno de los mejores, donde se obtienen exquisitas panorámicas del centro y más allá. 

Otro punto que también se disfruta desde las alturas es el Gran Café de la Gran Ciudad, que se halla en el piso nueve. En el 41, Miralto Restaurante te recibe con ricos platillos, mientras los degustas, puedes perder tu vista hacia el asfalto capitalino.  

Pero para contemplar el rostro nocturno de la CDMX, en compañías de una copa de vino, o la especialidad de la casa, que son los cócteles, el sitio ideal es Nivel 40 SkyBar, que se halla justo como su nombre lo indica, en el piso 40.

Aunque la Torre Latinoamericana también tiene su propio ángulo cultural: Museo del Bicentenario –piso 36-, dedicado a los primeros 100 años del México independiente, hasta el inicio de la Revolución y el Museo de la Ciudad de México, un recorrido por la historia que rodea a este pilar de la arquitectura nacional.

Historias en video



En Vivo