Petate: La historia de este objeto lleno de simbolismos mexicanos

Petate, el objeto usado principalmente para dormir.

232
Petate: La historia de este objeto lleno de simbolismos mexicanos
Foto: Bernardo Ramonfaur/Shutterstock

Quizá en repetidas has escuchado la palabra petate y también es posible que sepas qué es o puede que no, pero no te preocupes a continuación te decimos todo lo que debes saber sobre esta cama de raíces ancestrales y simbolismos mexicanos.

La cultura mexicana está repleta de simbolismos y el petate no podía ser la excepción, ya que este objeto ha estado presente desde la época prehispánica y ha prevalecido a través del tiempo, aunque su uso primario es el de una cama, también tiene otras funciones, casi mágicas.

Te podría interesar: Carnaval Zoque Coiteco: la mezcla de tres culturas que integran una identidad en Chiapas

Significado de la palabra petate

Petate proviene del náhuatl “petatl“, que significa: estera. Este artefacto básicamente es un tapete o estera hecho de palma gruesa trenzada y generalmente de forma rectangular. Fresco, orgánico y relajante para ofrecer un gran descanso a todo aquel que se recuesta sobre sus fibras naturales.

Para qué sirve

Aunque nació originalmente como un objeto para dormir, sus usos son muchos y muy variados. En la cultura zapoteca, es un objeto vital para el ciclo de la vida, ya que se trata un lugar místico donde los novios se casan y reciben bendiciones, además de ser utilizado por las mujeres para moler el maíz.

En Oaxaca es el mismo caso, este objeto demuestra estatus social, si una familia posee una gran cantidad de petates, quiere decir que su vida es próspera y que no padecen hambre.

También se dice que cuando un joven pretende en matrimonio a una mujer debe mostrar su capacidad de solventar un hogar, por esa razón deben tener un nuevo petate, sustituyendo así el que sus padres tenían en conjunto con él, como símbolo de solvencia.

Para los antiguos pobladores del Anáhuac, el petate tenía un gran valor, tanto así que sólo los gobernantes podían sentarse en el icpalli, tronos hechos de esterilla.

Este objeto también es un símbolo de la unión de la vida y la muerte, de ello que también fuera un sitio donde los pueblos prehispánicos ponían sus altares, además de ser el sitio donde se gesta la vida y los enamorados procrean a sus primogénitos.

incluso su costumbre es tan arraigada que existen frases en las que se utiliza la palabra como: “ya se petateó“, que quiere decir que ya se murió, o cuando dicen “llamarada de petate“, que significa que hubo mucho alboroto.

Te podría interesar: 5 ecos de las culturas prehispánicas de Baja California

¿Cuál es la palma con la que se hace?

El nombre científico de la palma con la que se elaboran los petates es Coccothinax crinita, esta es originaria de Cuba y también se le conoce como Guano barbudo, que quiere decir palmera de anciano. La elaboración de este objeto requiere de un gran esfuerzo y de días de trabajo, ya que su hechura no es sencilla.

Aunque existen lugares donde sigue presente, hoy en día ha ido desapareciendo y con ello los artesanos han perdido su fuente de ingresos. Hasta hace poco, los petates estaban presentes en casi todos los hogares, principalmente aquellos de la clase popular.

Historias en video



En Vivo