Xonequi, el caldo de frijoles veracruzanos que debes comer

Xonequi, el delicioso caldo de frijoles originario de Xico, Pueblo Mágico de Veracruz.

302
Xonequi, el caldo de frijoles veracruzanos que debes comer
Foto: Visit Xico Veracruz/Facebook

Si de gastronomía se trata, México se pinta solo, ya que a lo largo y ancho de su territorio se pueden encontrar diferentes platillos típicos de cada una de las regiones, tal es el caso de los frijoles o Xonequi, un suculento caldo originario del estado de Veracruz que debes probar.

Te podría interesar: Tlacotalpan: El lado más colorido de Veracruz

¿Qué es el Xonequi?

De acuerdo con Larousse Cocina, xonequi es una planta trepadora con hojas verdes de forma acorazonada, que miden 8 centímetros en su parte más ancha y aproximadamente 10 o 12 centímetros de largo. Su nombre científico es Ipomoea dumosa y también se le conoce como chonegue, chonegui o xonegui.

En resumidas cuentas, es una especie de quelite en forma de corazón, que da un excelente sabor a los frijoles, usualmente se hace acompañar de bolitas de masa y es un platillo tradicional de la montaña de Xico, un encantador Pueblo Mágico del estado de Veracruz.

 

El suculento manjar de Xico

Esta especie de quelite crece de forma silvestre y ocasionalmente se suele confundir con otras Ipomoeas, por lo que se recomienda tener cuidado. Lo cierto es que si vas a Xico no debes dejar de probar este delicioso caldo de frijoles.

Esta delicia veracruzana, a diferencia de los frijoles normales, no lleva epazote ya que se sustituye con el xonequi. Es común encontrarlo en Xalapa, Xico, Teocelo y Naolinco, y como mencionamos anteriormente, se hace acompañar de bolas de maíz, mismas que le dan el toque especial y sacian el apetito de cualquiera.

Te podría interesar: Los mejores lugares de Perote, Veracruz, para estar en contacto con la naturaleza

¿Cómo se hace el caldo de frijoles?

Ingredientes

  • Frijoles negros remojados la noche anterior
  • Cebolla
  • Hojas de xonequi
  • Masa de maíz
  • Sal al gusto

Preparación

Cocina los frijoles en olla de presión, barro o cacerola. Sofríe dos o tres dientes de ajo grandes y un trozo de cebolla.

Posteriormente mezcla la masa de maíz con sal al gusto y un poco de aceite si así lo deseas, luego ve formando bolas de masa y hunde la yema del dedo sobre cada una de estas y reserva.

Una que los frijoles estén casi listos, agrega las bolitas al caldo junto con el xonequi para darle un sabor más agradable y deja transcurrir 30 minutos. Una vez que ha pasado el tiempo debes revisar que las bolas de masa ya estén cocidas y sirve con rodajas de chile.

 

Historias en video



En Vivo