“El Santo, El Cavernario, Blue Demon y El Bulldog”: Más que una cumbia, es un himno al barrio

Te compartimos algunos datos curiosos de la canción más famosa y dedicada a los luchadores de época.

288
cumbia
Foto: jazminvaleriamartinezm/Pixabay

“Respetable público: ¡Lucharan 2 de 3 caídas sin límite de tiempo!” Así comienza la cumbia más emblemática de los últimos tiempos, dedicada a la lucha libre y a los personajes principales que dieron identidad a este deporte nacional. ¿Recuerdas? Porque seguramente alguna vez has escuchado esta canción, covereada por diferentes grupos.

Bueno, pues te contamos ciertos datos curiosos de esta cumbia, creada por Pedro Ocadiz, quien nació en una familia melómana de Jocotitlán, en el Estado de México. Sin embargo, el hombre creció por los rumbos de Tacuba, mientras escuchaba la música en vivo de varias intérpretes en el célebre Jardín Diana.

Además de su amor por la música, también gustaba de diferentes disciplinas deportivas, así que religiosamente acudía al deportivo de Tacubaya, donde no se perdía los encuentros de box, artes marciales y, por supuesto, las funciones de lucha libre. Todo este universo fue la fuente principal, para dar vida a lo que él llamó un himno al barrio.

Para 1948, Pedro Ocadiz -letra- y Raúl Zapata -música- tenían un grupo llamado Los Trincas, donde la voz principal era la de Gaspar Henaine “Capulina”, quien además le imprimía su toque humorístico. De hecho, ese mismo año hicieron su propia versión chusca de “Jinetes en el Cielo”, del maestro Pedro Vargas.

Te puede interesar: ¡A 2 de 3 bebidas! Leyendas Shop and Coffee, una cafetería inspirada en la…

¿Cuando se grabó la cumbia de los luchadores?

Fue en 1952 cuando a don Ocadiz se inspiró para escribir la letra de una canción cómica –cumbia– dedicada a la lucha libre, donde por supuesto no podía dejar de mencionar a los personajes más famosos de aquella época, eso sí, no sabía que existía El Bulldog, pero la referencia quedaba perfecta.

Con el tiempo, éste último personaje resultó que sí formaba parte del cartel de la lucha libre y se trataba de un hombre que también se dedicaba a la sastrería. Desafortunadamente nadie quisó grabar la cumbia, sino hasta 1983 cuando el LP quedó listo, antes de la muerte de El Santo, quien tuvo oportunidad de escuchar la cumbia y quedar fascinado.

La cumbia de los luchadores se estrenó en el programa El Club del Hogar, donde causó un verdadero impacto entre la audiencia, principalmente en los niños. En el 2000 sonaba en ciertos recintos del Centro Histórico, como “La Perla”, en la calle de Cuba, donde los jóvenes de aquel tiempo la bailaban y coreaban, en lo que alguna vez fue un célebre cabaret.

Actualmente se escucha en varias partes del mundo como en países de Centro y Sudamérica, también es muy popular en Japón y en todo Oriente. Es así como esta cumbia se convirtió en un himno del barrio y la cultura mexicana, gracias al ingenio de Pedro Ocadiz, quien en vida sumó más de 100 canciones grabadas.

Historias en video



En Vivo