¿Por qué es ilegal tener la planta conocida como ‘pata de elefante’ en México?

Una de las plantas más famosas de México es la ‘pata de elefante’, pero a lo largo de los años su distribución se convirtió en ilegal. ¿Por qué?

198
pata de elefante
Foto: Instagram/ @abc.garden

La Norma Oficial Mexicana NOM-059-Semarnat-2010 señala que la planta pata de elefante es una especie de importancia ornamental y está considerada amenazada. Por ello, en México tener una es considerado ilegal por varios motivos. 

Esta planta es ilegal, ya que las semillas o la propia planta son vendidas de manera desmedida e ilegal. 

Te puede interesar: ¿Conoces Punta Pérula? Un paraíso de aguas azul turquesa en Costa Alegre

Aquellas personas que hagan negocio con esta especie podrán ser llevadas al Ministerio Público Federal, donde podrían recibir una sentencia de hasta nueve años en prisión o una multa que asciende hasta los 200 mil pesos. Para denunciar puedes hacerlo con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) llamando al 01 800-PROFEPA o también su sitio web.

¿Cuáles son las características de la planta pata de elefante? 

Las palmas de la pata de elefante, también conocidas como soyates, palmas monja o despeinadas son plantas que pueden alcanzar tallas superiores a los 15 metros de altura y sus bases globosas a varios metros de circunferencia.

Las plantas se germinan en gran escala en los principales centros de nuestro país de los estados de Morelos y Colima. Sin embargo, cuando estas son plantadas en macetas no superan los dos metros.

Además, las plantas son propias de las selvas secas y semidesérticas de México principalmente. Naturalmente no se encuentran en ninguna otra región del planeta, y por eso son consideradas endémicas a nuestro país.

Una evaluación del estado de conservación de la pata de elefante coordinado por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) sugiere que se encuentran en peligro de extinción.

Te puede interesar: ¿Conoces la Playa de San Miguel de Allende?

Es por ello que México obtuvo el respaldo internacional para continuar con la conservación de estas plantas únicas del país, que se encuentran amenazadas principalmente por la pérdida y transformación de su hábitat, así como por la extracción y comercialización ilegal de ejemplares y semillas fuera de sus áreas de distribución.