El Museo Anahuacalli ha cambiado, esto es lo que sabemos

148
Museo Anahuacalli Diego Rivera
Museo Anahuacalli Diego Rivera

El Museo Anahuacalli es uno de los museos más hermosos que se encuentran en la Ciudad de México. Es parte del gran legado cultural que los artistas Diego Rivera y Frida Kahlo, dejaron, el otro es La Casa Azul en el centro de Coyoacán. Estos espacios únicos nos sumergen en el mundo de estos pintores icónicos y nos muestran su visión y valores.

El Anahuacalli resguarda la colección de arte prehispánico de más de 50 mil piezas, que le pertenecía a Diego Rivera. El edificio en sí es una obra de arte, diseñada personalmente por el muralista. Combina elementos arquitectónicos aztecas y modernos, y su estructura está inspirada en las «casas de los dioses» de la antigua Teotihuacán y el imperio azteca. Con sus muros construidos con piedra volcánica de la zona, el museo crea una atmósfera mística que nos transporta a través del tiempo.

Te puede interesar: Una entrañable historia en el Museo de la Muñeca Artesanal

El Museo Anahuacalli fue concebido e iniciado por Diego Rivera en 1953, pero desafortunadamente, no lo vio terminado antes de su muerte. Fue su hija, Ruth Rivera, y el arquitecto Juan O’Gorman, con el apoyo económico de Dolores Olmedo, quienes se encargaron de su finalización en 1963. El museo no solo alberga las impresionantes exhibiciones permanentes y temporales, sino que también ofrece una amplia variedad de cursos, talleres y conciertos a lo largo de todo el año.

Cuenta con una reserva ecológica que permite a los visitantes disfrutar de la flora y fauna características de la zona volcánica del sur de la Ciudad de México. Además, el museo celebra de manera espectacular el Día de Muertos, presentando una ofrenda temática que cambia cada año, sumergiendo a los visitantes en la rica tradición mexicana.

Recientemente, el museo ha experimentado una ampliación con la finalidad de ofrecer una mayor oferta cultural. El proyecto de ampliación respeta la tipología arquitectónica del museo y se integra sutilmente con arquitectura y materiales contemporáneos. Los nuevos edificios se mezclan con la estructura existente y se utilizaron materiales como concreto armado, acero, madera y piedra volcánica. Además, se crearon plazas y senderos que evocan las ciudades mesoamericanas, permitiendo un diálogo entre lo nuevo y lo antiguo.

Dentro de estos nuevos espacios, se ofrecen talleres de artes plásticas, foros, plazas culturales, salones de danza y una bodega que alberga parte de la colección del pintor. Además, se diseñó un mirador desde donde se puede apreciar el maravilloso paisaje lleno de una hermosa vegetación endémica del pedregal.

Museo Anahuacalli
Museo Anahuacalli

Ahora, los visitantes pueden disfrutar de estas nuevas instalaciones y participar en las diversas actividades que este complejo cultural ofrece. Entre los talleres que se imparten se encuentran la medicina tradicional mexicana (herbolaria) para principiantes, la lombricomposta, los kokedamas, la herbolaria especializada, los huertos urbanos y el cuidado de plantas del Pedregal.

El Museo Anahuacalli se presenta como un lugar fascinante donde el arte prehispánico y la visión de Diego Rivera se encuentran en perfecta armonía. Su ampliación y la variedad de actividades culturales que ofrece hacen de este museo un destino imperdible para los amantes del arte y la cultura en la Ciudad de México.

Así que no pierdas la oportunidad de sumergirte en el legado cultural de Frida Kahlo y Diego Rivera. Visita La Casa Azul y el Museo Anahuacalli, dos tesoros de nuestra historia y arte mexicano. Descubre la pasión, la revolución y la belleza plasmadas en cada pincelada de estos grandes artistas.

Te puede interesar: Chichén Itzá abrirá museo de sitio y nueva sección