Polvorillas, el “lugar de las piedras encimadas” en Chihuahua

Adentrarse a este escenario es como recorrer un impresionante laberinto, que expresa una diversidad de formas producto de la imaginación humana.

1262
Polvorillas piedaras encimadas en Chihuahua
Foto: Tony Izaguirre/Shutterstock.com

Incontable secretos naturales resguarda el desierto de Chihuahua, donde encontramos paisajes petrificados que hacen volar la imaginación humana, como Polvorillas, popularmente conocido como el “lugar de las piedras encimadas”.

Caminar en este escenario, es como adentrarse a un impresionante laberinto, donde las formas rocosas acompañan el recorrido, así se halla fácilmente el rostro de una mujer, la pareja que se fusiona en un exquisito beso o la espalda desnuda de una persona, aunque hay muchas más figuras esculpidas de manera caprichosa a lo largo del tiempo.  

De acuerdo con los expertos, la historia de estos lares de Chihuahua es narrada por las piedras encimadas de Polvorillas, son las protagonistas quienes muestran el proceso por el cual pasaron para llegar hasta su condición actual, el cual inició durante el periodo Jurásico

Te puede interesar: Cuauhtémoc: ¿Por qué se le llama la tierra de la triculturalidad en Chihuahua?

¿Dónde se ubica Polvorillas?

Resulta que hace 90 millones de años las placas fallaron, obligando al mar que inundaba estas tierras a retirarse hacia el Golfo de México, dando como resultado un periodo de intensa actividad volcánica, que se extendió desde el sur hasta lo que es hoy el Río Bravo.

Así surgieron las piedras encimadas de Polvorillas, fenómeno geológico que algunos especialistas explica de la siguiente manera: las masas de piedra más pesadas comenzaron a incrustarse en las más livianas, para crear estas insólitas formaciones, que parece como si el hombre las hubiera colocado a propósito, de esta manera. 

Polvorillas yace al pie de la Sierra del Viruliento, en el municipio de Ojinaga, cautivando a todo visitante con su magia y espectacularidad que revela al amanecer, al anochecer, ideal para observar la luna y las estrellas que le acompañan, cuando las rocas adquieren otros niveles inusuales de belleza. 

Cómo llegar: 

Viajando desde Camargo hacia Ojinaga, a unos 60 kilómetros de La Perla hay que seguir por un camino de terracería hacia la derecha. La brecha atraviesa El Viruliento y, después de un viaje de 45 kilómetros se encuentran las piedras encimadas. 

Mayor información: 

Página de turismo de Chihuahua

Historias en video



En Vivo