Cascada de Minas Viejas, una de las tres maravillas de El Naranjo en la Huasteca Potosina

Rappel, campismo y nado son las principales actividades que se realizan en este paraje de San Luis Potosí.

297
Cascada de Minas Viejas
Foto: studioloco/Shutterstock.com

Uno de los atractivos más deseados por todo visitante en la Huasteca Potosina, es la famosa cascada de Minas Viejas, que deja al descubierto un hermoso velo de novia de 50 metros de altura, cuya caída alimenta una serie de pozas a sus pies, que presumen de un azul turquesa, ideales para relajarse y nadar. 

Esta maravilla natural de San Luis Potosí se halla en El Naranjo, municipio que también resguarda otras singulares, especiales y bellas cascadas conocidas como El Salto y El Meco, un trío torrencial que impresiona a todo viajero, incluso por la vegetación y fauna que rodea cada milímetro de su ecosistema.

Desde la cabecera municipal se recorren 23 kilómetros hacia el sur, para llegar hacia la cascada de Minas Viejas, con dirección a Ciudad Valles. Cuentan los cronistas, que su nombre se debe a la existencia de una mina de fosforita que operó a mediados del siglo pasado en este territorio, ahora solo queda en el recuerdo. 

Te puede interesar: Huasteca Potosina: 5 imperdibles del paraíso de San Luis Potosí

¿Qué se puede hacer en la cascada de Minas Viejas?

Sin duda, la cascada de Minas Viejas es el destino perfecto para contemplar la grandeza que diseñó la Madre Naturaleza en la Huasteca Potosina y se puede hacer desde un ángulo relajado, aunque la mayoría de sus visitantes prefieren explorar su entorno y observar su biodiversidad, a través de la aventura. 

El primer reto que ofrecen los guías de algunas touroperadoras, es practicar rappel en los extremos rocosos que enmarcar a la cascada de Minas Viejas, el sistema que se usa cuenta con sistema de frenado, que permite durante el descenso de esos 50 metros, absorber la belleza del panorama.

Para relajar los músculos al término de esta gran osadía, viene bien un chapuzón en sus pozas de agua turquesa. Solo hay que colocarse el chaleco salvavidas, pues su profundidad es considerable, pero teniendo esta precaución, solo hay que dejarse llevar. No existe mucha infraestructura, pero hay servicios y áreas para acampar y vivir así una experiencia única en los pies de esta caída torrencial. 

Cómo llegar: 

Desde la ciudad de San Luis Potosí se toma la carretera 80 Tampico-La Barra Navidad, en el kilómetro 273 hasta llegar a la comunidad El Naranjo. Una vez en el municipio se viaja por la carretera con dirección a La Hincada, para luego desviarse hacia Maitínez y Minas Viejas.

Mayor información: 

Pagina de Turismo de San Luis Portosí

Historias en video



En Vivo