Cenote Ik-Kil: Refrescante chapuzón cerca de la zona arqueológica de Chichén Itzá

A su alrededor hay casitas mayas para hospedarse, restaurante para degustar los sabores tradicionales de Yucatán y un bar para relajarse.

303
Cenote Ik-Kil
Foto: BorisVetshev/Shutterstock.com

Es claro que estos sitios sagrados para los antiguos mayas, resultan toda una sensación a nivel internacional, pero el Cenote Ik-Kil, vaya que ha cobrado gran popularidad, que hasta se ha convertido en todo un escenario para diferentes eventos deportivos de talla mundial.   

Pero, ¿qué lo convierte en toda una sensación para los visitantes nacionales y de otras latitudes? Primero, que está resguardado por un parque ecoarqueológico, donde la exuberante vegetación selvática enmarca su diámetro de 60 metros, ofreciendo una postal digna de inmortalizar en tu cámara.    

Para adentrarse al Cenote Ik-Kil, debes descender 25 metros por unas escaleras de piedra, hasta encontrar su base, donde fácilmente puedes sumergirte en su aguas dulces y cristalinas, ya sea para nadar, esnorquelear o bucear, pues cuenta con 43 metros de profundidad. 

Te puede interesar: ¿Ya conoces los tres cenotes de Cuzamá en Yucatán?

¿Qué más se puede disfrutar en el Cenote Ik-Kil? 

De acuerdo con los especialistas, entre 1904 y 1910 se hallaron en el interior del Cenote Ik-Kil varios objetos mayas, piezas de oro, jade, cerámica, incienso e incluso restos humanos que fueron recuperados para su estudio. Así que este lugar es conocido como uno de los santuarios que utilizaron los ancestros, para realizar rituales de sacrificio.  

El Cenote Ik-Kil también es conocido como el Cenote Azul y es una de las paradas obligadas después de un recorrido por la zona arqueológica de Chichén Itzá, en Yucatán, pues se ubica a tan solo 3 kilómetros de este importante vestigio prehispánico de la cultura maya

Como forma parte de un ecoparque, ofrece algunos servicios al turismo ideales para pasar una estancia confortable, agradable y deliciosa, gracias al restaurante donde puedes degustar las delicias de la cocina yucateca; mientras que sus casitas mayas están equipadas para pernoctar durante la noche. Además, si deseas unos tragos para el calor, también ofrece un bar. 

Horarios: 

De 9:00 a 17:00 horas 

Costo: 

150 pesos por persona

Mayor información: 

Turismo de Yucatán

Cómo llegar:

Desde el sitio arqueológico se puede tomar un colectivo o un taxi que viaja directo al cenote.

Historias en video



En Vivo