Parque Nacional Cañón del Sumidero: Uno recinto natural que hace frente al cambio climático

Es el escenario perfecto para practicar rappel, kayak y ciclismo de montaña, de hecho cuenta con dos pistas diseñadas para este deporte. 

239
Cañón del Sumidero
Foto: @SECTUR_mx/Twitter

El Parque Nacional Cañón del Sumidero se localiza a pocos kilómetros de Tuxtla Gutiérrez, en Chiapas y es uno de los destinos nacionales más visitados por el turismo nacional e internacional, gracias a alto valor ecológico, pero también porque permite la práctica de actividades extremas.

De acuerdo con los expertos, el Cañón del Sumidero tuvo como origen un largo proceso de fallas geológicas, el cual se compone de 21 mil 789 hectáreas que se despliegan a través de cinco municipios del estado: Nuevo Usumacinta, Chiapa de Corzo, San Fernando y Tuxtla Gutiérrez,

El Cañón del Sumidero se define como un imponente acantilado que se eleva sobre el cauce del río Grijalva; los muros que lo componen alcanzan más de mil metros de altura; además, el calor y los abundantes escurrimientos que cubren sus muros rocosos, han propiciado el surgimiento de varios microclimas.

Todas estas condiciones provocan una abundante biodiversidad, incluso este escenario majestuoso cuenta con algunas especies endémicas como la salamandra Lengua Hongueada, la cuija Mexicana, el chupaflor Canelo, el sapo Jaspeado, la mojarra de Chiapa de Corzo y el encino Enano.

Te puede interesar: Alexander Schulz: Ahora quiere romper el récord mundial en el Cañón del Sumidero

¿Qué actividades se pueden realizar en el Cañón del Sumidero?

Precisamente por su riqueza ecológica fue decretado Parque Nacional en 1980 y para 2004 se clasificó como sitio Ramsar, es decir, humedal de importancia internacional. Como parte de su territorio se encuentra la presa hidroeléctrica de Chicoasén, una de las mayores obras mexicanas de ingeniería hidráulica, con un embalse de 32 kilómetros de largo.

El Cañón del Sumidero es frecuentado por aquellos visitantes que aman los escenarios naturales, así que para conocer cada uno de sus ángulos, se realizan recorridos en lanchas para observar formaciones caprichosas como la Cueva de los Colores y el famoso Árbol de Navidad. Pero también se puede apreciar su grandeza a través de sus seis miradores.

Para aquellos que gustan de otro tipo de acercamiento con su naturaleza, el Cañón del Sumidero cuenta con dos pistas para practicar ciclismo de montaña, pero también hay determinadas zonas que los touroperadores conocen, donde se puede nadar y pasear en kayak, además de realizar rappel entre sus paredes rocosas. No se confíen, hay ciertas áreas que son hogar del cocodrilo de río.

Es importante señalar que este escenario funciona como un “ecotono”, es decir, se trata de un mosaico de diversas vegetaciones, principalmente de selvas y bosques de pino y encino, lo cual ayuda a mitigar el cambio climático, porque funcionan como sumideros de carbono y, por supuesto, su vegetación es una gran productora de  oxígeno.

Mayor información: 

http://www.turismochiapas.gob.mx/

Historias en video



En Vivo